Telleldin va de nuevo a juicio oral por el atentado a la AMIA

Martes 11 de noviembre de 2014
El ex reducidor de autos y actual abogado penalista Carlos Telleldín afrontará un nuevo juicio oral por haber tenido en 1994 la camioneta Traffic transformada en cochebomba que explotó en el atentado terrorista a la AMIA y causó 85 muertos.

Así lo informaron hoy fuentes judiciales e indicaron que la nueva situación procesal de Telleldin deriva del reciente fallo de la Sala Uno de la Cámara Federal porteña, que rechazó el pedido de nulidad que la defensa había planteado contra la elevación a juicio que dispuso en mayo pasado el juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

Si bien Telleldín podría intentar ahora llegar hasta la Cámara de Casación, la elevación de una causa a juicio no es considerada “sentencia definitiva”, y por lo general el máximo tribunal penal no trata esos planteos. La Cámara Federal, con las firmas de los jueces Jorge Ballestero y Eduardo Farah, estableció “la inexistencia de vicio alguno que haya afectado garantías de raigambre constitucional impide hacer lugar a la invalidación pretendida”.

Telleldin, de 52 años, es hijo de Raúl Pedro Telleldín, un ex militar y represor de la derecha peronista en la provincia de Córdoba durante el gobierno de Isabel Perón (1974-1976) y la dictadura militar, al que se atribuyen atentados con bombas, secuestros y homicidios por motivos políticos.

En 1994 Carlos Telleldin fue detenido por haber sido el último poseedor de la camioneta Traffic, cuyos restos aparecieron entre los escombros de la AMIA, y primero aseguró que la había publicado un aviso clasificado en un diario y la había vendido antes del ataque.

Pero en 1996 cambió aquella versión y dijo que a la Traffic se la habrían llevado el ex comisario bonaerense Juan Ribelli y otros policías tras haberlo "apretado" por supuestas deudas vinculadas al tráfico de autopartes de vehículos robados, según consta en la causa.

Sin embargo, luego la Justicia comprobaría que esa versión le había sido "soplada" por la SIDE (Secretaría de Informaciones del Estado) del gobierno de Carlos Menem para señalar a algún culpable y que a cambio de vertirla Telleldín había cobrado 400 mil pesos/dólares del Estado.

En 2003, el Tribunal Oral Federal 3 (TOF3) dictó sentencia tras casi tres años de juicio a Telleldín, Ribelli y otros 19 acusados de haber integrado la llamada "conexión local" del ataque a la AMIA y otros delitos comunes.

El tribunal denunció que hubo un pago "espurio e ilegal" que habían organizado la SIDE y el entonces juez Juan José Galeano para que, a punto de cumplirse el segundo aniversario por la masacre de la AMIA, el entonces único detenido prestara una declaración que comprometía directamente a miembros de la Policía Bonaerense.

Como parte de la teoría del fruto del árbol envenenado (que indica derribar aquello que haya nacido viciado), el tribunal dispuso absolver todos los policías bonaerenses (no solo los cuatro por la "conexión local" sino a los 17 imputados por delitos comunes).

El TOF 3 encontró también "inocente" a Telleldín, por entender que había habido irregularidades en el acto de hallazgo del motor de la Trafic que condujo a los investigadores tras sus paso.

El fallo absolutorio fue confirmado por la Cámara Federal de Casación Penal pero en 2007 la Corte Suprema de Justicia revocó la absolución de Telleldín y ordenó un nuevo juzgamiento, sólo contra él por el tema de la AMIA.

Además, ya se encuentra procesado por "peculado" a raíz del cobro de dinero por haber acusado a los policías bonaerenses junto al ex juez Galeano, el ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy, los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia.

A veinte años de la voladura de la AMIA aún no hay ningún procesado como autor material del ataque y desde 2006 la Justicia argentina acusa a altos jerarcas iraníes como autores mediatos del ataque, entre ellos el ex presidente y clérigo Ali Akbar Rafsanjani.