“Al avanzar y luego retroceder dan la sensación de que acá no pasa nada”

Vicente Lourenzo, secretario de prensa de la CAME, habló con Eduardo Serenellini en "El Locutorio" de radio Latina.
Martes 11 de noviembre de 2014

¿Subió un 80% en un año la cantidad de manteros?

Si. Con epicentros en lugares comerciales en los que está desbordada como Avellaneda y Nazca en el barrio porteño de Flores y Once. Esto es un registro de 2013. En 2014 son 4.031 los manteros. Esto afecta gravemente las ventas especiales como el “Día de la Madre” que se quedó con el 40% de las ventas.

En el Microcentro los que estaban se fueron reubicando en ferias pero me sorprendió la cantidad que hay ahora en Caballito, en la zona de Acoyte y Rivadavia.

Justamente, los que se fueron de Florida fueron a esa zona por la gran cantidad de gente que recorre la zona. Desde Parque Rivadavia a Primera Junta no se puede caminar de los dos lados de la avenida. Está perjudicando mucho al centro comercial de la zona donde por ejemplo en indumentaria femenina deben vender otra cosa que no vendan los manteros porque la gente prefiere los precios más bajos.

¿Hacen operativos?

Si, a principio de año. Pero hicieron un efecto “bumeran” al avanzar y luego retroceder dan la sensación de que no pasa nada.