Arancedo fue reelecto al frente del Episcopado

Martes 11 de noviembre de 2014
El arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo, fue releecto hoy presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), que ratificó así la continuidad de la línea de trabajo para el período 2014-2017.

Además, el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, hombre de confianza del Papa, fue elegido vicepresidente primero, en tanto que la Vicepresidencia segunda continuará en manos del arzobispo de Salta, Mario Cargnello, y la Secretaría General estará a cargo del obispo de Chascomús, Carlos Malfa.

De esta manera, Arancedo, de buen diálogo con el Gobierno, seguirá en la Presidencia de la CEA por tres años más, pese a que en noviembre del año que viene cumplirá 75 años, fecha sugerida para que los obispos pongan a disposición del Papa su dimisión.

Las nuevas autoridades del Episcopado fueron definidas en el segundo día de la 108º Asamblea Plenaria, en que las nuevas autoridades obtuvieron el voto de, al menos, dos tercios de los 84 obispos titulares.

La reunión de los obispos había comenzado este lunes en la casa de retiros El Cenáculo-La Montonera, de la localidad bonaerense de Pilar y se trató de la primera elección desde que Jorge Bergoglio fue designado Papa.

El recambio de autoridades en la CEA cobra especial importancia a partir de las renovadas relaciones entre la Iglesia y la Casa Rosada a partir de la elección del papa Francisco, ratificada en cada una de las visitas que la presidenta Cristina Kirchner realizó al Vaticano.

La nueva conducción tendrá además la responsabilidad de preparar la llegada del Sumo Pontífice a la Argentina en 2016 para participar del XI Congreso Eucarístico nacional que se celebrará en Tucumán, en coincidencia con el bicentenario de la Declaración de la Independencia.

La renovada cúpula mantiene a los arzobispos Arancedo y Cargnello, mientras que el cardenal primado de la Argentina, Poli reemplazó en la función al obispo de Neuquén, monseñor Virginio Bressanelli.

Durante la asamblea de este martes también se eligieron los presidentes de algunas de las 20 comisiones episcopales: el obispo de San Martín, Guillermo Rodríguez Melgarejo, fue designada en el área de Episcopal de Fe y Cultura; el arzobispo de Resistencia, Ramón Dus, en Catequesis y Pastoral Bíblica; el obispo de Rafaela, Luis Fernández, en Liturgia; y el de San Francisco, Sergio Buenanueva, en Ministerios.

Además, el arzobispo de Mendoza, Carlos Franzini, estará al frente de la Comisión de Vida Consagrada; el obispo de Gualeguaychú, Jorge Lozano, en Pastoral Social; y el arzobispo de Rosario, Eduardo Martín,en Educación Católica.

Completan los cargos designados el obispo auxiliar de Bahía Blanca, Pedro Laxague, en Laicos y Familia; el obispo de Cruz del Eje, Santiago Olivera, en Comunicación Social; y el obispo Auxiliar de Buenos Aires, Enrique Eguía Seguí, en Asuntos Económicos.

El vocero del Episcopado, Jorge Oesterheld, quien dejará el cargo próximamente, destacó a NA en el arranque del plenario que los obispos perciben un "clima de violencia, de falta de paz y diálogo" en el marco del proceso preelectoral hacia 2015, lo que era motivo de debate en la cumbre.

Dentro de tres semanas, además, se reunirá la Comisión Permanente del Episcopado, que integran una veintena de obispos, para tratar la agenda de temas y prioridades pastorales que la asamblea plenaria haya debatido y, oportunamente, emitir un documento.

Arancedo comenzó su ministerio pastoral como cuarto arzobispo (sexto diocesano) de Santa Fe, el 30 de marzo de 2003 y es licenciado en Teología (Universidad Católica Argentina, Buenos Aires) y doctor en Derecho Canónico (Pontificia Universidad Gregoriana, Roma).

En tanto Poli, quien cultiva un perfil mediático bajo, en la Conferencia Episcopal preside la Comisión de Catequesis y Pastoral Bíblica y es doctor en Teología y profesor de Historia Eclesiástica y Patrología (Universidad Católica Argentina).

Por su parte, Cargnello es arzobispo de Salta por sucesión desde el 6 de agosto de 1999, y Malfa preside en el Episcopado la Comisión de Migraciones y Turismo, es licenciado en Psicología (Universidad Nacional de Mar del Plata) y en Sagrada Teología de la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma.