El 95% de las causas contra "trapitos" son archivadas

Se debe a una normativa "ineficiente" que dificulta la recolección de pruebas que garanticen una ulterior condena, admitieron fiscales de la Ciudad.
Sábado 15 de noviembre de 2014
El 95% de las causas relacionadas con el accionar de los "trapitos" son archivadas por la Justicia porteña por una normativa "ineficiente" que dificulta la recolección de pruebas que garanticen una ulterior condena, admitieron fiscales de la Ciudad.

Los funcionarios consultados reconocieron que no pueden dar respuestas al tema por una normativa "ineficiente" que dificulta la recolección de pruebas, ya que exige constatar el pedido de dinero al dueño del auto. En 2013, recibieron 3.191 casos y ninguno fue elevado a juicio.

La actividad de los "trapitos" nuevamente regresó a la agenda pública al ser mencionados inicialmente por el incidente ocurrido el viernes en Palermo y en ese marco fiscales de la Ciudad advierten que el 95% de las causas por estas contravenciones son archivadas por la Justicia porteña debido que existe una normativa "ineficiente" que dificulta la recolección de pruebas que garanticen una ulterior condena.

Martín Ocampo, fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires, contó al Diario Popular, que "la norma actual es ineficiente porque exige constatar el pedido de dinero que hacen los cuidacoches a los dueños de los autos, algo muy difícil de comprobar entre las decenas que interactúan en toda la Ciudad".

"El 95% de los casos no prospera por falta de pruebas. Así no tenemos manera de dar respuesta a este problema (de los vecinos). Se archivan las causas y se pierde un trabajo por el que destinaron múltiples recursos y los culpables tampoco son sancionados", indicó el funcionario judicial.

En este marco, Ocampo aconsejó a los legisladores avanzar en una nueva normativa en la materia, como aquella que prohíbe la actividad de los "trapitos" que fue presentada el año pasado por el diputado Cristian Ritondo (PRO).

El legislador recordó "que hay que prohibir directamente la actividad de los cuidacoches y que sea el Estado el que reglamente el espacio público".

"Hace cinco años que trabajo en el tema. La experiencia uruguaya de regular a los cuidacoches, la que hoy muchos ponderan, ha fracasado: no sirvió regular su actuación porque siguen manejándose en la informalidad".

Por su parte, el abogado Javier Miglino, de la ONG "Defendamos Buenos Aires" alertó que "es literalmente imposible estacionar de noche en las zonas de "Palermo Soho" y "Palermo Hollywood" si uno no está dispuesto a pagar de 100 pesos para arriba a la "mafia palermitana de los trapitos".

En este sentido, remarcó que los vecinos "se quejan porque los "trapitos" operan en forma permanente y sin control. Y por los permanentes problemas con el estacionamiento, con autos en doble fila, otros que se detienen en las ochavas y muchos que ocupan las salidas de los estacionamientos de casas y edificios".