Electrodomésticos: ¿cuáles son los que más se dejaron de comprar?

El volumen de ventas del mercado de electrodomésticos argentino caerá 2,9 por ciento en 2014, lo que representa la mayor contracción en términos porcentuales a nivel global después de Venezuela y Ucrania.
Miércoles 19 de noviembre de 2014
En total, en 2014 se venderán casi 560 mil unidades menos que en 2013. Entre los electrodomésticos que presentan la mayor caída se encuentran los microondas que registran una baja del 31% entre 2013-2014, los lavavajillas (-30%) y los lavarropas (-16%).

Las únicas dos categorías que no presentan una caída son los equipos de climatización (tales como aire acondicionado y ventiladores) que registran un crecimiento de 12% en 2014 y las heladeras, con un crecimiento del 2% lo que equivale a 32.000 unidades.

"Lo que mantiene con vida a las heladeras, paradójicamente es también el bloqueo de importaciones, ya que unidades defectuosas que antes se reparaban, hoy en día por la falta de piezas y componentes, esto es algo casi imposible y eso empuja al recambio de equipos. En aire acondicionado, el mayor impulsor siguen siendo las bajas tarifas de energía en zonas urbanas además que vienen con un impulso importante desde el 2013", explicó Matias Togni, analista de investigación en Euromonitor International.

El especialista indicó que "el 2014 será un año difícil para la industria de electrodomésticos en Argentina, similar al 2009, año de la recesión, debido a una mezcla de factores, por ejemplo la restricción de la oferta, donde la falta de insumos para la industria complica la producción, sobre todo en el sector de grandes electrodomésticos".

Añadió que "la novedad viene por el lado de la demanda ya que por primera vez el poder de compra se ve fuertemente erosionado por la inflación y la falta de financiamiento en cuotas, el único recurso con el que contaba la clase media" argentina.
En relación al canal de ventas, la investigación reveló que, en esta industria, el desarrollo del comercio electrónico sigue siendo lento ya que el consumidor de estos bienes intermedios prefiere visitar tiendas y hacer comparación de productos en forma presencial.

"La mayoría de los compradores que entra a una tienda, entra sin saber específicamente que va a comprar o sale con un artículo diferente al que tenía intenciones de comprar, de ahí la importancia que tiene aún hoy el canal de tiendas especializadas, que todavía concentra el 70% de las ventas ", evaluó el analista.