El homicidio que muestra lo sombrío de Disneyland

Era la tarde del 22 de octubre y Ximena Meza, una niña de 9 años, jugaba con sus dos hermanas de 7 y 5 años frente al departamento en el que vivía con sus padres en la localidad de Anaheim, en el sur de California, cuando se oyeron unos disparos.
Miércoles 19 de noviembre de 2014
Algunos vecinos salieron corriendo. Otros se tiraron al suelo. Para Ximena, ya era demasiado tarde.

La pequeña logró llegar con sus hermanas hasta la puerta de su casa, desplomándose en los brazos de su padre. Una bala le había impactado en el pecho. Una hora más tarde falleció en el hospital.

Dos jóvenes pandilleros fueron detenidos por la muerte de Ximena quien, según las autoridades, no era el objetivo de sus presuntos asesinos, que dispararon contra un grupo rival que se encontraba en la misma zona.

Este trágico incidente causó una gran conmoción en Anaheim y volvió a poner el foco en la inseguridad que se vive en algunos barrios del centro y el oeste de la ciudad, conocida en todo el mundo por ser la casa de Disneyland, el enorme complejo de entretenimiento familiar de Disney.