Intentan deportar a 12 colombianos y uno logra escapar

“Uno declaró que llegaba al país para probarse como futbolista en un club de fútbol de primera división, mientras que otra dijo venir a reunirse con su novio”, dijeron desde la Dirección de Migraciones.
Jueves 20 de noviembre de 2014

Doce ciudadanos colombianos se vieron impedidos hoy de ingresar al país, sospechados por las autoridades de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) de ser "falsos turistas".

Uno de ellos, según admitió el organismo oficial en un comunicado, "logró evadir los controles y profugarse" y el resto fue devuelto a su país de origen.

Los sospechosos, que estaban bajo custodia de personal de la DNM, habían arribado al país en el vuelo 965 de la aerolínea Avianca, desde Bogotá.

El comunicado puntualizó que "las respuestas elusivas de algunos de estos ciudadanos, hombres y mujeres, llevaron a los inspectores de Migraciones a interrogarlos en profundidad. Así, uno declaró que llegaba al país para probarse como futbolista en un club de fútbol de primera división, mientras que otra dijo venir a reunirse con su novio, aunque ninguno de los dos tenía más de 50 dólares en su haber".

Así, se informó a la compañía aérea que debían "reconducirlos" en el primer vuelo que tuvieran de regreso a Colombia, que resultó ser el Avianca 966, de las 18.15.

Los sospechosos fueron puestos bajo custodia, en "guarda" de tres agentes de la empresa de seguridad privada de Avianca, Longport, en "zona estéril", agregó la información. Asimismo, especificó que a las 15.55 se les hicieron los correspondientes trámites migratorios para devolverlos a su país de origen, luego de lo cual uno de ellos logró burlar los controles".

"A las 18 hs la DNM formula la denuncia ante la PSA de que el ciudadano que se había presentado con documentos a nombre de Juan David Rosero Perera, sin restricciones legales aparentes, se había profugado eludiendo la custodia de Longport", indicó. Por último, añadió que "de inmediato se puso en marcha un rastrillaje de todo el aeropuerto, y el estudio de los registros de las cámaras de video para dar con su paradero, al tiempo que se radicó la denuncia en el juzgado federal de Lomas de Zamora".