Papa ya tendría diseñada la reforma de la Curia vaticana

El Sumo Pontífice convocó a los jefes de los dicasterios a una reunión el próximo lunes para someter a su consideración un nuevo organigrama.
Viernes 21 de noviembre de 2014
De esta manera, la anunciada reforma de los consejos pontificios, que entre otras cosas apunta a la simplificación de la estructura, empezaría a tomar forma.

El papa Francisco consultará en esa reunión a los prefectos de las congregaciones y a los presidentes de los consejos pontificios, que ya tendrían en su poder el proyecto de organigrama sobre el cual deben pronunciarse, dice el diario católico.

Esta consulta tendrá lugar poco antes de un nuevo "G8", como se llama a la reunión del Consejo de ocho Cardenales que asesoran al Papa en el gobierno de la Iglesia y en la reforma de la Curia, que tendrá lugar a comienzos de diciembre.

Según lo revelado por el corresponsal de La Croix en El Vaticano, las nueve congregaciones tradicionales (Doctrina de la Fe, Culto Divino, Causas de los Santos, etcétera) no sufrirán modificaciones, en cambio es muy probable que hay una fusión de los consejos pontificios para conformar tres grandes polos.

Uno, bajo el nombre "Caridad y Justicia" reuniría las funciones de 4 de los acutales consejos pontificios: Justicia y Paz, Cor Unum (Caritas), Pastoral de los migrantes y Pastoral de la Salud.

Un segundo polo agruparía a los consejos pontificios para los laicos y la familia.

El tercero, que al parecer no se debatirá el lunes sino más adelante, coordinaría todos los órganos de comunicación d ela Santa Sede (Radio Vaticano, el Osservatore Romano, etcétera. Actualmetne está en marcha un proceso de revisión de estos medios, por una comisión presidida por el ex presidente de la BBC, Chirs Patten, y que deberá formular sus propuestas en Pascua.

Estos cambios representarían una segunda etapa de reformas, luego de las que ya remodelaron los servicios económicos y financieros, que ahora están bajo la dirección del cardenal australiano George Pell, miembro del G8 vaticano.

El último tramo de estos cambios lo conformará la reforma de la Pastor Bonus, la constitución que rige el gobierno de la Iglesia y que debe ser reelaborada por el G8.