Piden investigar a Cristóbal López por el caso Petrobras

La comisión parlamentaria que investiga la red de corrupción que involucra a Petrobras recibió el pedido de un legislador brasileño para revisar la venta de parte de la petrolera estatal al empresario argentino en 2011.
Sábado 22 de noviembre de 2014
El diputado federal brasileño Rubens Bueno, jefe del bloque del Partido Popular Socialista (PPS) en la Cámara de Diputados del gigante sudamericano, pretende que Cristobal López viaje a Brasilia para explicar sus relaciones con el ex director de Petrobras, Paulo Roberto Costa, acusado de integrar una red de corrupción en la petrolera estatal, según adelantó en su edición de hoy el Diario Perfil.

Con el pedido formal, el legislador pretende investigar la operación a través de la cual López -dueño de la cadena de estaciones de servicios OIL y de la señal C5N, entre otros emprendimientos- compró en 2011 la refinería San Lorenzo en Santa Fe y 360 terminales de nafata en todo el territorio nacional. "Este es un negocio sospechoso, como todos los que hizo Petrobras en los últimos años”, señaló Bueno al matutino argentino.

La mencionada operación, concretada el 2 de mayo de 2011, le costó al empresario argentino 102 millones de dólares.

Sin embargo el diputado brasileño admite que López "no tiene obligación de comparecer" porque la comisión investigadora sólo tiene jurisdicción en territorio brasileño. El pedido, además debería ser evaluado en las próximas dos semanas, puesto que -por ahora- el órgano no consiguió los votos necesarios para continuar con la investigación en 2015.

“Nos parece correcto que se investigue, pero que se investiguen todas las operaciones y transacciones de Petrobras en la Argentina”, señaló Carlos Infante, vocero del Grupo Indalo, la empresa que nuclea buena parte del emporio del zar del juego en la Argentina.

El año pasado, la revista Época, del grupo Globo, publicó una denuncia de un miembro del Partido del Movimiento Democrático Brasilero (PMDB), que acusaba a López de haber pagado 10 millones de dólares en sobornos para concretar el negocio con Petrobras.