Massa propone la suspensión de funcionarios sospechados de casos de corrupción

El líder del Frente Renovador presentará mañana su propia reforma penal y que la llevará a "todo el país" para ponerla en contraposición a la modificación que impulsa la Casa Rosada. "La idea es trabajar los próximos meses con la instalación de que hay un código que elige el gobierno y otro que es el código de las víctimas.”, afirmó uno de los presidenciables para el 2015.
Lunes 24 de noviembre de 2014
El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, anunció hoy que presentará mañana su propia reforma penal y que la llevará a "todo el país" para ponerla en contraposición a la modificación del Código Procesal Penal que impulsa la Casa Rosada, que ya tiene media sanción del Senado y ahora está en las comisiones de Diputados. Uno de los puntos salientes del texto será darle a los fiscales la posibilidad de pedir la suspensión del funcionario acusado mientras se sustancia el proceso, si logra fundamentar las sospechas.


"La idea es trabajar los próximos meses con la instalación de que hay un código que elige el gobierno y otro que es el código de las víctimas. Lo que queremos es que quede reflejado uno y otro para que el día de mañana pueda haber legitimación social y política", dijo Massa y señaló que llevará su propuesta "a todo el país", como lo hizo con la junta de "cinco millones y medio de firmas" en contra de la reforma penal.

Massa formuló estas declaraciones durante un almuerzo que ofreció a periodistas en el hotel Meliá del barrio porteño de Retiro, donde brindó una conferencia de prensa de la que participaron también los diputados nacionales Darío Giustozzi, Graciela Camaño y Adrián Pérez y el diputado bonaerense Ramiro Gutiérrez, encargado de la elaboración del proyecto.

Durante el almuerzo Massa entregó los ejemplares de su iniciativa: un libro negro de 128 páginas titulado "Distinto es con justicia. Código Procesal Penal de la Nación" y con prólogo del exdiputado de la Coalición Cívica Juan Carlos Vega, ahora en el Frente Renovador.

Massa dijo que "un código no es una norma que se debate una semana y se define a las patadas", que les propondrá una discusión del asunto "al resto de los bloques" parlamentarios y que "el problema más grave" del proyecto oficialista "más allá de alguna cuestión discursiva, es que la víctima quedó nuevamente fuera del proceso".

"Así como la Argentina abusó en los últimos años en materia de derechos humanos, hay un nuevo derecho humano que es el derecho de la víctima y de los familiares de la víctima de ser parte del proceso penal", dijo Massa, antes de reunirse con un grupo de familiares de víctimas de hechos de inseguridad, con los que buscará mañana fortalecer la presentación de su iniciativa.

"En marzo hubo un primer intento abolicionista, que fue el Código Penal. Más de 5 millones de personas en todo el país pusieron un límite", advirtió Massa y señaló que "algunas modificaciones" planteadas por el Gobierno "fueron positivas y fueron tomadas por el Frente Renovador".

Señaló que "la Argentina necesita tener no mano dura, sino mano justa" y vaticinó que su propuesta sufrirá críticas: "Van a decir que este es el código de la derecha. Automáticamente va a ser la primera descalificación. También van a decir: Bueno, con esto hay que construir un montón de cárceles. Sí, la Argentina necesita cárceles para meter a los presos. Y nuestro código es distinto porque lo que plantea es que los chorros estén presos", planteó.

La reforma penal propuesta por Massa propone la creación de "un cuerpo de abogados defensores de la víctima que asistirán en forma gratuita y obligatoria durante todo el trámite del proceso" y la "eliminación de las excarcelaciones, terminando realmente con la puerta giratoria".

También, una "mayor competencia federal para delitos graves", "más herramientas para el fiscal y la policía", un "procedimiento exprés para quienes son sorprendidos con las manos en la masa cometiendo un delito", la creación de la figura del "juez en enlace, para una mayor cooperación internacional" y una "reforma del Ministerio Público Fiscal".

Massa dijo que "no" existe ninguna posibilidad que su partido apoye el proyecto del Gobierno, pese a que coincide con algunas modificaciones propuestas y aprobadas en el Senado.

"Nosotros estamos proponiendo que la Argentina tenga un auto y nos proponen que votemos una carreta. No vamos a votar para que la Argentina tenga carreta cuando puede tener un auto", precisó.