Detuvieron al cocinero acusado de abuso en jardín

El hombre fue detenido por personal de la DDI de Morón cuando se encontraba en la casa de sus padres y este martes será indagado.
Martes 25 de noviembre de 2014
El cocinero denunciado por padres de un jardín de infantes de la localidad bonaerense de Castelar fue detenido por personal de la DDI Morón cuando se encontraba en la casa de sus padres, en la comuna de Merlo, y este martes será indagado.

El acusado fue apresado este lunes por la noche, luego de los reclamos de padres de nenes de un jardín por presuntas violaciones a los pequeños.

Horas antes, las autoridades de la municipalidad del partido bonaerense de Morón clausuraron el jardín de infantes que fue denunciado por padres de al menos cinco niños por supuestos casos de abuso sexual.

En tanto, las autoridades del colegio Juan Bautista Alberdi, que pertenece a la Universidad Abierta Interamericana (UAI), removieron del cargo a la directora de la institución y separaron a la maestra de la sala de tres años y al ayudante de cocina que está acusado de abusar de los niños que concurrían al nivel inicial.

Los padres se habían manifestado desde el domingo para exigir que el cocinero de la institución, a quien acusan de abusar de sus hijos, sea separado de su cargo y sea detenido.

Según trascendió, la clausura del establecimiento se llevó a cabo pasado el mediodía de éste lunes, luego de la reunión que mantuvieron los padres de los alumnos con el intendente de Morón, Lucas Ghi.

El municipio de Morón informó a través de un comunicado que "puso a disposición los equipos psicológicos y de asistencia dependientes de la Secretaría de Políticas Sociosanitarias y Abordajes Integrales", como así también "toda la asesoría legal que requiera el caso".

Además se confirmó que se clausuró de manera preventiva la institución por problemas de "seguridad e higiene".

Los padres de los niños que asisten al jardín de infantes en la localidad de Castelar, se manifestaron frente a la institución para reclamar justicia por los presuntos abusos sexuales y mantuvieron una fuerte discusión con autoridades de la escuela, al tiempo que la representante legal del colegio,
Mónica Guarilla, admitió que "han fallado muchas cosas" en torno al caso.

Asimismo, Guarilla hizo un "mea culpa" y pidió a las posibles víctimas acercarse mañana martes para entrevistarse con "un grupo de profesionales que va a atender a los chicos".

Desde el Municipio de Morón, resolvieron poner a disposición todos los equipos de asistencia psicológica y legal frente a las denuncias de abuso de menores en el jardín privado.

Los padres reclamaron a las autoridades del Colegio por no haber reaccionado a tiempo, pues acusan que el primer caso de abuso habría tenido lugar el pasado 20 de octubre.

La denuncia fue presentada ante la Fiscalía N°3 de Morón, a cargo de Pablo Galarza, aunque la furia de los padres se exteriorizó la semana pasada al enterarse que hasta el viernes el cocinero continuaba trabajando.

Los investigadores realizaron un allanamiento en el jardín de infantes y otro en la casa del sospechado en donde se lograron secuestrar computadoras, celulares y algunos Cd y Dvd.