Sophie Monk se desnuda para recordar su cuerpo

Miércoles 26 de noviembre de 2014

Sophie Monk rechazó un millón de dólares en 2011 para mostrarse como Dios la trajo al mundo, y prometió que nunca iba a hacer un desnudo. Sin embargo, a los 34 años cambió de opinión y se despojó de sus ropas para Playboy, para recordar cómo era “cuando esté gorda y con las lolas caídas”.

La cantante, conductora y actriz inglesa criada en Australia explicó en su programa de radio 2DayFM que decidió posar desnuda para recordar que alguna vez tuvo un cuerpo espectacular, dentro de 30 años.

“Apuesto que cuando tenga 60 años voy a estar sentada con las tetas caídas y voy a pensar ‘¿por qué no lo hice?’“, bromeó Sophie. “Así que ahora por lo menos puedo decir, mientras estoy gorda en el sillón comiendo papitas, que ‘alguna vez tuve buen cuerpo'”, agregó.

Sophie, además, se rió del resultado final: “¡me photoshopearon los genitales! ¡Parezco Barbie! ¡No tengo vagina!“.

Por otro lado, Monk señaló que la experiencia de posar desnuda “no se siente normal para nada. Vos sabés que tenes que tener ropa puesta, pero te dejás llevar”.

“Simplemente, me trasladé a un lugar feliz en mi cabeza”, redondeó.