Cuando los precios de los boletos vuelan

Domingo 30 de noviembre de 2014
Se espera próximamente la concreción de un incremento del boleto en distintas áreas del país. La cifra estimada ya está generando tensiones en los usuarios.

El transporte es un rubro de gasto importante dentro del presupuesto de la población argentina, especialmente dentro de los sectores ingresos medios y bajos de la población, en los que representa una porción importante del su gasto mensual. Si bien los números del transporte pueden parecer pequeños considerados por unidad, en una familia típica debemos multiplicarlos por tres o por cuatro.

Dentro de las empresas transportistas también se está viviendo una ardua negociación entre empleados y propietarios respecto del ajuste por inflación de los salarios, lo cual presiona el incremento de las tarifas. El tema de fondo es la pregunta sobre cuál es la inflación verdadera en base a la cual se realizará la negociación: mientras los empleados la sitúan por encima del 40 por ciento (remitiéndose a indicadores como el Indice de Precios del Congreso de la Nación), los dueños argumentan que se encuentra cercana al 20 por ciento (más cerca de la inflación oficial).

Aunque ya estamos acostumbras y conviviendo con este tipo de negociaciones, las tensiones en el reacomodamiento de precios son una constante en un contexto de alta inflación como el que vive la Argentina. Solía decir algún político argentino, “la inflación es el impuesto al pobre”, ya que es quien tiene menor margen de maniobra para adaptarse a estas exigentes circunstancias. Sin dudas, son los más humildes los más afectados por este flagelo que es la inflación que aún no se apunta a resolver.


*Por Martín Simonetta
Economista y director ejecutivo de la Fundación Atlas para una Sociedad Libre
http://www.martinsimonetta.com.ar/