Reflexiones de Alfredo Leuco

Martes 2 de diciembre de 2014
“Le confieso que cuando empecé a leer todo el proceso uruguayo de las elecciones, cuando empecé a observar la manera en que casi el 54% de los votos sacó Tabaré Vásquez, es el presidente más votado en la historia de Uruguay y es quien más diferencia ha sacado con el segundo puesto, se subió a la tribuna y no dijo vamos por todo, ¿sabe lo que dijo?: 'Vamos a invitar a toda la oposición y a todos los uruguayos para tratar de construir lo mejor que podamos sobre lo ya bueno que hicimos en Uruguay'”.

“¿Sabe lo que dijo Tabaré? 'Con nostros no empieza ni termina nada en Uruguay', es la rutina democrática que ellos han sabido construir. Me genera cierta envidia, envidia sana, porque pienso que son tan parecidos y tan diferentes a los argentinos... ¿Cómo han podido construir una democracia de éstas características?”

“Ya sé que los gobernantes se parecen bastante a sus gobernados, yo sé que no existen presidentes diabólicos con sociedades angelicales, generalmente los presidentes que nos supimos conseguir tienen bastante de lo que somos como sociedad, de nuestras miserias y de nuestras virtudes”.