Cromañón: reabrirán calle a 10 años de la tragedia

La calle del boliche, en el barrio porteño de Once, se trasformará en un paseo peatonal donde se colocará un panel con los nombres y las fotos de las 194 víctimas, al cumplirse diez años de la tragedia ocurrida durante un concierto del grupo Callejeros.
Miércoles 3 de diciembre de 2014
La calle del boliche Cromañón, en el barrio porteño de Once, se trasformará en un paseo peatonal donde se colocará un panel con los nombres y las fotos de las 194 víctimas mortales, al cumplirse diez años de la tragedia ocurrida durante un concierto del grupo Callejeros.

Como parte de los actos conmemorativos el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires avanza en las obras sobre Bartolomé Mitre, entre Ecuador y Jean Jaures, donde estaba ubicada la discoteca, un área que permanecía cerrada al tránsito vehicular desde que ocurrió la tragedia.

"El lugar estaba feo, gris, y queríamos que nuestros hijos tuvieran un espacio lindo para recordarlos. Esto también es para ellos", expresó a DyN Rosa David, madre de Mariano y Verónica Valsangiácomo, dos de las víctimas del siniestro ocurrido el 30 de diciembre de 2004.

En tanto, desde el ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño precisaron a esta agencia que las obras incluyen la peatonalización del tramo de la calle Mitre, y la construcción de un cantero verde y de una fuente-banco.

Las obras, que comenzaron hace dos semanas y está previsto que finalicen en las vísperas del décimo aniversario, incluirán el alumbrado peatonal, además de un nuevo panel con los nombres y las fotografías de las víctimas.

David, sostuvo que los recuerdos que estaban en el emblemático santuario que levantaron los familiares sobre Mitre. que fue desmontado para avanzar en las obras de la peatonal, serán reacondicionados y devueltos al lugar de la tragedia.

En tanto, desde la Ciudad señalaron que esta iniciativa surgió a partir del trabajo conjunto entre la ONG "Valoremos la Vida" y el gobierno porteño para crear un espacio conmemorativo en la antigua traza de Bartolomé Mitre y dar un destino definitivo al santuario.

Los familiares también señalaron que están avanzando en la iniciativa de cambiarle el nombre a este tramo de calle, para rebautizarla "Los chicos de Cromañón" o "Peatonal de las almas".

Tras la tragedia, ese tramo de Mitre fue convertido en un gran santuario, al que los familiares llenaron de fotos y recuerdos de las víctimas, por lo que la calle quedó totalmente cortada al tránsito.

Esto generó una gran controversia entre el gobierno de la Ciudad y los familiares, que terminó en marzo de 2012, cuando el ejecutivo porteño abrió una nueva vía de circulación sobre un una traza nueva y paralela a Mitre, lo que permitió dejar el santuario en su lugar.