Se hizo comer por una anaconda para mostrarlo por TV

Miércoles 3 de diciembre de 2014
El investigador y ambientalista de 27 años protagonizará el programa Eaten Alive, del Discovery Channel que se estrenará el 7 de diciembre en Europa, con el objetivo se hacer un llamado de alerta a la pronta destrucción de la Amazonia y recaudar dinero para salvar el hábitat de la serpiente.

"Quería hacer algo que impresionara a la gente. A los ambientalistas, nos encanta predicar. Pero lo que estoy tratando de hacer con esto es traer a un montón de gente que no necesariamente saben lo que está pasando en el Amazonas", dijo Rosolie al New York Post.

Para ingresar al interior de la anaconda, el famoso aventurero, quien es conocido por sus viajes a los lugares más extraños del mundo, usó un traje de fibra de carbono, especialmente diseñado para protegerlo del "apretón" mortal de la serpiente y de los ácidos digestivos que genera el estómago de la anaconda. Además, llevó una especie de tanque de oxígeno que le permitió tener aire durante tres horas, cámaras de filmación y dispositivos de comunicación.

El protagonista también se tragó una especie de pastilla, encargada de transmitir sus signos vitales al equipo que monitoreaba su salud. Pero, ¿cómo logró llamar la atención para que la anaconda se lo comiera? No fue difícil. Rosolie se roció sangre de cerdo y comenzó a imitar los movimientos de esta presa, típica de la anaconda que suele cazar cerdos salvajes, ciervos y caimanes.

"No tuve que esperar mucho tiempo. La anaconda cayó fácilmente en la trampa", aseguró el aventurero, quien no quiso entrar en detalles sobre lo que realmente sucedió cuando la serpiente se lo tragó ni cómo salió de su cuerpo.

En el avance del programa, que ya supera los 16 millones de visitas en YouTube, se observa cómo Rosolie agarra a la serpiente y cuenta con la ayuda de 12 personas que lucharon con ella en el agua.