"El Boden 2015 será de pago anticipado y voluntario"

En conferencia de prensa, el ministro de Economía puntualizó que el pago se realizará entre el 10 y el 12 de este mes, y explicó que el "Estado argentino va a comprar esos títulos a precio de mercado, a 97 dólares por cada 100 de valor nominal".
Jueves 4 de diciembre de 2014

El Gobierno ofreció a los tenedores de bonos Boden 2015 por 6.700 millones de dólares pagarles la próxima semana en efectivo o canjearlos por títulos Bonar 2024, y anunció en paralelo una emisión de deuda por 3.000 millones de dólares.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que la decisión fue tomada para "cortar de cuajo el ataque especulativo" que el Boden 2015 está sufriendo de parte del mercado financiero, en medio de la feroz disputa de la Argentina con los denominados fondos buitre, que exigen pago de deuda defaulteada en 2001.

El funcionario evaluó que el bono a pagarse ahora está sufriendo los efectos de una "maniobra especulativa muy peculiar", lo que justifica que ofrece un rendimiento del 13 por ciento en dólares, superior al interés del Bonar 2024, que se ubica en torno al 9,75 por ciento

"Acá no se trata de una cuestión de incertidumbre política sino de un ataque especulativo de los fondos buitre, acompañada muchas veces por maniobras especulativas de operadores locales y campañas mediáticas", dijo el funcionario en el anuncio realizado en el Palacio de Hacienda.

El vencimiento del Boden 2015 configura junto al Bonar X de 2017 el mayor esfuerzo para las arcas del país hasta el año 2033, dado que entonces se deberá pagar el Discount y cinco años después, el Par: "En 2038 se acaba la deuda. No hay más. Se termina", afirmó Kicillof.

Una de las tres propuestas que el ministro de Economía puso sobre la mesa consiste en pagar en forma "voluntaria y anticipada" entre el 10 y el 12 de diciembre los Boden 2015 a un precio "similiar al de mercado" de 97 dólares cada 100 valor nominal.

Eso le traerá al país un ahorro de 10 dólares por bono dado que quienes decidan cobrar en octubre de 2015 -fecha en la que vence el título- percibirán unos 107 dólares por capital e intereses: "Pero si cobran ahora van a evitarse toda la incertidumbre", dijo Kicillof para convencer a los acreedores.

"Si no vienen, si no se acogen, quiere decir que ese movimiento (que registra la cotización y el rendimiento del bono en el mercado) es puramente especulativo y propagandístico. Y si vienen, Argentina registrará un ahorro por la pequeña quita de capital. En los dos casos, el país sale bien parado", afirmó el funcionario.

La segunda propuesta consiste en canjear el Boden 2015 por el Bonar 2024, que fue el título emitido por el Gobierno en febrero pasado para pagarle 5.000 millones de dólares al grupo español Repsol, tras la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF ocurrida en 2012.

Los acreedores que opten por esa altenativa cobrarán primero los intereses del Boden 2015 hasta el día en que entregan esos títulos, que tendrán un valor reconocido de 99,7 dólares por cada 100 valor nominal, por lo que el precio es mejor que los que eligen cobrar en efectivo.

Y en tercer lugar, Kicillof anunció junto al viceministro de Economía, Emmanuel Alvarez Agis, y al secretario de Finanzas, Pablo López, la emisión de bonos Bonar 2024 por unos 3.000 millones de dólares, a un precio fijo de 96,20 dólares.

"Esta propuesta de pago anticipado, canje y emisión es para demostrar que tenemos capacidad y voluntad de pago y que la Argentina no es promercado ni antimercado sino un país soberano", finalizó el titular del Palacio de Hacienda.

La operación será realizada a través del Banco Nación bajo legislación argentina dado que el Gobierno ha decidido "no pagar ni un sólo dólar" en comisiones a entidades privadas para que monten la ingeniería y concreten la medida.