Crimen de Luciano: emotivo relato de la mujer que manejaba

Lorena es la madre del mejor amigo del nene que fue cruelmente asesinado por un delincuente que tenía salías transitorias y escapaba de la policía tras reincidir en el delito. "El tipo quería cruzar la vía y me empujó", recordó
Jueves 4 de diciembre de 2014
Lorena la mujer que conducía el el vehículo que fue embestido por otro con delincuentes causando el fallecimiento de Luciano Ramírez de 12 años dijo estar “dolida y enojada, porque llevaba tres angelitos atrás".

"El tipo quería cruzar la vía y me empujó", recordó la mujer, que explicó que sus dos pequeños hijos, que también viajaban en el auto impactado, "no saben lo que pasó".

"Vi una sombra, algo rojo, este tipo quería cruzar la vía y me empujó. En un momento reaccioné y puse el freno de mano; estaban los tres (chicos) atrás. Yo estaba toda trabada, abrí la puerta con el codo", relató la mujer, sobre el accidente. “No podía no venir”. La frase la dijo Lorena, la mujer que manejaba el auto en el que iba Luciano Ramírez cuando los chocó un ladrón, a la salida del velatorio del chiquito de 11 años que murió ayer a causa de las heridas que sufrió en el accidente. “Yo sé que no es mi culpa, pero era mi responsabilidad porque lo tenía que llevar a su casa”, dijo. “Con la mamá (de Luciano) no pude hablar”, relató Lorena, y agregó: “El papá me dijo que me quede tranquila, que era un angelito más, que no era mi culpa”.

Lorena tiene dos hijos: Gabriel, de 12 años y amigo deLuciano; y Mario, de 9 y a quien le falta un riñón. Ella contó que el martes, el día del accidente, habló con la mamá de Luciano y arreglaron para que los chicos se quedaron en su casa esa tarde.

Jugaron hasta las seis y luego se fueron a Ituzaingó, al centro de rehabilitación al que va el menor de los hijos de Lorena. Más tarde, fueron a tomar un helado. La mujer recordó que sus hijos “siempre se peleaban para ver quién se sentaba al lado de Luciano” y la noche del accidente “Luciano les dijo que no se pelearan más, que él se sentaba en el medio de los dos”.


El siniestro se produjo el pasado martes cuando el auto en el que viajaba fue embestido por un grupo de ladrones que escapaba de la policía en Ituzaingó, tras haber robado un vehículo. El delincuente que conducía el automóvil era Carlos Soria, que estaba prófugo desde diciembre de 2012, cuando violó el beneficio de salidas transitorias que se le había otorgado.