Buonanotte: "No volveré a ser feliz como antes"

Cuatro años después, Diego Buonanotte se refirió al accidente que protagonizó la mañana del 26 de diciembre de 2010, cuando en un accidente en la ruta entre las localidades santafesinas de Teodelina y Arribeños, los acompañantes del auto que manejaba fallecieron.
Viernes 5 de diciembre de 2014
"No volveré a ser feliz como antes, pero tengo una razón para vivir, que son mis hijos", confesó en los micrófonos del programa Jogo Bonito, de Radio Belgrano.

El ex jugador de River, hoy en Pachuca de México, dio más explicaciones acerca de lo que le tocó vivir. "Mi familia y amigos siempre estuvieron. Mi esposa me ayudó mucho. Trabajo con un psicólogo argentino a la distancia. Es un grupo de personas en el que me apoyo mucho y saben lo que siento y sufro".

Además el apoyo de su círculo más íntimo, el ex River también destacó a los futbolistas que le dieron una mano. "Matias Almeyda y Ariel Ortega estuvieron muy cerca mío y de mi familia, me dieron su cariño", contó. Además, enumeró a las amistades que hizo en el exterior: "En Málaga hice dos amigos espectaculares como Willy Caballero".

Tras el accidente por el que debió pasar 12 días internado en terapia intensiva, Buonanotte fue transferido al exterior. La transferencia fue pedida por el mismo jugador, ya que la gente, en las canchas, lo insultaba y le recordaba su accidente.

En cuanto al presente, el enganche dice haber encontrado algo de calma: "De a poquito voy saliendo, ese dolor va a estar de por vida debo aprender a convivir con eso".

En otro orden, Buonanotte explicó que, desde México, disfruta mucho del momento de River, que la semana próxima disputará el partido de vuelta de la final de la Copa Sudamericana ante Nacional de Medellín.