Los gremios de transporte levantaron el paro

Tras las palabras de Cristina en la cumbre de la UIA, los sindicatos opositores decidieron dar marcha atrás con el paro que iban a llevar a cabo la próxima semana. Desde La Fraternidad y la UTA confirmaron la decisión.
Viernes 5 de diciembre de 2014

Luego de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que los salarios brutos iguales o inferiores a los 35 mil pesos no pagarán impuesto a las ganancias por el medio aguinaldo de diciembre, la Unión Tranviaria Automotor (UTA) y La Fraternidad desistieron de llevar adelante el paro que se había aprobado ayer.

En ese sentido, el secretario general de la UTA, Roberto Fernández, confirmó que no habrá "ningún paro".

"Hay que pagar este gesto con otro gesto, no vamos a anunciar ningún paro", afirmó el sindicalista del transporte. "Entiendo que el año lo cerramos con este gesto del Gobierno, no vamos a entorpecer", aseguró.

Sobre la decisión que tomó el Gobierno en cuanto a exceptuar al medio aguinaldo del tributo, Fernández reconoció: "Estoy sorprendido por el gesto de Cristina".

Posteriormente, su par ferroviario de La Fraternidad, Omar Maturano, expresó: "Están dadas las condiciones para postergar el paro".

Maturano calificó además el anuncio oficial como "un alivio para diciembre" pero dejó en claro que a los gremios del transporte les "deben una respuesta sobre la modificación de las escalas de ganancias y salarios".

En tanto, el secretario general de la CGT opositora, Hugo Moyano, consideró que el anuncio de ayer sobre el Impuesto a las Ganancias "trae un alivio" a la situación de los trabajadores, aunque aclaró que hay que "seguir conversando".

"Trae un alivio. Tenemos que seguir conversando con el transporte, que fueron los que tuvieron esta iniciativa. Y con la CGT, que en el día de ayer nos hemos reunido, con la CGT Azul y Blanca y con la CTA", fue la primera reacción de Moyano luego de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunciara que el medio aguinaldo de diciembre estará exento del gravamen.

Justo antes de que la mandataria anunciara la medida, Moyano había convocado a una huelga general que no tenía fecha definida. La misma decisión habían tomado los gremios del transporte.