El Gobierno busca destrabar el paro bancario del jueves y viernes

Podrían reunirse el martes con el ministro de Economía, Axel Kicillof, para debatir sobre la situación, lo que podría desactivar la propuesta. Los trabajadores advirtieron que sólo darán marcha atrás con la huelga si reciben una oferta que los conforme.
Lunes 8 de diciembre de 2014
La Asociación Bancaria ratificó un paro de 48 horas en entidades públicas, cooperativas y el Banco Central para este jueves y viernes por la falta de acuerdo respecto de una "compensación salarial" de fin de año. No obstante,fuentes gremiales señalaron que el titular del gremio podría reunirse el martes con el ministro de Economía, Axel Kicillof, para debatir sobre la conflictiva situación, lo que podría desactivar la propuesta.

Es que la semana pasada la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (ADEBA), la Asociación de la Banca Especializada (ABE) y la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) habían cerrado un acuerdo del plus de fin de año por un monto de $7.500, que será abonado, por única vez, el 5 de enero.

Sin embargo, la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (ABAPPRA) ofreció sólo $1.500 a los empleados del sector, que rechazaron desde un principio la propuesta.

En ese escenario, los trabajadores bancarios advirtieron que sólo darán marcha atrás con la huelga pautada para esta semana si reciben una oferta que los conforme.

Así, mantienen la expectativa sobre el desenlace de la posible reunión de representantes gremiales con el Gobierno, puesto que determinaría si finalmente frenan el plan de lucha.

Los bancarios llegaron a cumplir diez jornadas de huelga, por lo que si se concreta la de esta semana sumarán una más al historial del 2014, un año complicado para el sector desde su comienzo.

Los empleados de las entidades financieras, además de insistir con una "compensación por la pérdida de poder adquisitivo de los salarios", también exigían una suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias.

Sin embargo, esa última cuestión aún no fue resuelta, por lo que será un posible argumento para una futura medida de fuerza en 2015.