¿Por qué se arma el árbol de Navidad?

Es una tradición de los católicos que traspasa las religiones pues muchos que no lo son lo hacen por la llegada de “Papá Noel” para los más chicos. ¿Cuál es el origen del abeto?
Lunes 8 de diciembre de 2014
El mundo cristiano prepara y adorna un árbol navideño cada año el 8 de diciembre, para comenzar a celebrar la navidad. ¿Cuál es el verdadero origen de esta tradición? ¿Qué simboliza?

Un sector de la sociedad Celta antiguamente veneraba un árbol en esta misma fecha por la celebración del nacimiento de Frey, el dios del sol y la fertilidad. Con la evangelización de estos pueblos por parte de los cristianos, la festividad fue tomada por estos con modificaciones que la vincularon al nacimiento de Cristo.

El hecho de que el árbol originalmente utilizado fuera una conífera de hoja perenne (que vive todo el año) representó, más tarde para el cristianismo, el amor de Dios, la vida o la vida eterna. Así como su forma triangular simbolizó la Santísima Trinidad.

Por otro lado, las bolas de colores que hoy adornan el árbol eran originalmente manzanas. El árbol de navidad recuerda a aquel del paraíso cuyos frutos comieron Adán y Eva, en recuerdo del pecado original y la tentación, según la tradición cristiana.

Las luces que hoy se colocan fueron en su momento velas, que “simbolizaban la luz del Cristo, así como se considera que los lazos colocados representan la unión de las familias y personas queridas alrededor de dones que se desean dar y recibir“.

Otras versiones también aseguran que el árbol navideño significa la vida, la prosperidad, la siembra y la cosecha. Asimismo, se cree que en Belén lo adornaban con algo que cada cristiano santo disponía en pos de esperar la buena nueva.