Degolló a su ex mujer frente a sus hijos y se entregó

Una mujer de 40 años fue degollada delante de dos de sus cinco hijos en su casa de la ciudad de San Luis. Quedó detenido.
Lunes 8 de diciembre de 2014
El jefe de Relaciones Policiales, comisario inspector Carlos Pereyra, explicó que el hecho ocurrió anoche, alrededor de las 21.30, en una vivienda ubicada en la calle Balcarce 2230 del barrio San Benito, en el oeste de la capital puntana, donde la víctima, identificada como Susana Noemí Araujo (40), residía junto a su hijo de 24 años y sus hijas de 19, 18, 14 y 9.

"La mujer fue atacada en esa casa por su ex marido, Hugo Víctor Pardo (42), quien se domicilia en el barrio Pabellón Argentino de la ciudad de San Luis", informó el vocero policial que precisó la víctima se había separado del sospechoso hacía "más de dos años".

Según el comisario inspector Pereyra, Pardo "había sido denunciado hacía tiempo por amenazas, por lo que tenía orden de restricción para acercarse al hogar".

De acuerdo al jefe policial, "el hombre se habría presentado el domingo en la Clínica Italia, lugar donde trabaja la mujer, para buscarla. Allí, aparentemente ambos tuvieron discusión, y luego habría ido a la casa donde la mujer y sus hijos vivían".

El comisario inspector Walter Contreras, jefe de la División Homicidios de la Policía de San Luis, indicó que luego de la pelea en la clínica, Pardo se dirigió hasta la casa de la mujer a bordo de su automóvil Volkswagen Gol color blanco, el cual quedó estacionado frente al inmueble, tipo americano y con rejas de hierro negras en la parte delantera.

"Recién estamos en la etapa de testimoniales pero podemos decir que se habría originado una discusión entre ambos, primero en el interior de la vivienda y posteriormente en el frente. Allí es donde (Pardo) la habría ultimado causándole una herida de siete centímetros a la altura del cuello, más precisamente afectándole la carótida y la yugular", señaló el jefe de Homicidios.

Mientras que el vocero Pereyra sostuvo que el ataque ocurrió delante de las hijas de 18 y 9 años de la mujer y que el asesino utilizó un "cuchillo de carnicero que llevaba entre sus ropas" con el que le provocó "un corte a la altura de la garganta".

"La mujer quedó tirada en el piso, casi en la puerta de la vivienda, y en medio de un gran charco de sangre", indicó el jefe policial.

Tras el ataque, Araujo fue auxiliada por vecinos que intentaron reanimarla, mientras que el agresor fue increpado por otros familiares y habitantes del barrio que lo persiguieron por la calle.

"Los vecinos al tomar conocimiento de esta situación tomaron represalias contra el rodado (de Pardo) causando diferentes tipos de daños", recordó el comisario inspector Contreras. Según las fuentes, el acusado escapó a la carrera de la escena del crimen y se dirigió hasta la guardia de la comisaría cuarta de la capital puntana donde dijo a los efectivos que había matado a su ex mujer, por lo que quedó detenido.

"Inmediatamente el móvil se traslada al lugar del hecho y se encuentra una persona de sexo femenino con una importante herida sangrante. Se llamó una ambulancia y al llegar esta los médicos no pudieron salvar a esta señora", indicó el comisario inspector Ramón Domínguez, jefe de la seccional cuarta, quien agregó que al constatar la muerte de Araujo le dieron intervención al personal de Homicidios.

También estuvo presente el juez de Instrucción en lo Penal y Correccional 1, Sebastián Cadelago Filippi, quien encabezó las primeras diligencias de rigor como el levantamiento y traslado del cadáver de la víctima y el secuestro de elementos de interés para la causa.

Los peritos de la Policía también levantaron rastros del Gol del acusado y finalmente se incautaron del vehículo para un posterior análisis.

"Está todo encaminado y el presunto autor se encuentra detenido. Tenemos también secuestrada el arma que se habría utilizado", señaló a la prensa el juez Cadelago Filippi.

Por su parte, el jefe de Homicidios dijo que si bien aun resta saber los resultados de la autopsia que se iba a practicar hoy en la Morgue Judicial del Complejo Sanitario San Luis el médico de Policía constató que, en principio, Araujo sufrió un "shock hipovolémico".

Este jefe policial también dijo que una de la hija de 18 años de la víctima que presenció el crimen fue "contenida por psicólogos de la comisaría del menor" para que "pueda testimoniar sobre lo ocurrido" y añadió que si bien se iniciaron actuaciones por "averiguación de homicidio" y la carátula de la causa la va a definir el juez, "obviamente entra la figura del homicidio".

Por otra parte, el acusado quedó alojado en la comisaría cuarta a disposición del juez Cadelago Filippi quien una vez que reciba el sumario policial sobre el hecho fijará cuándo se llevara a cabo loa indagatoria.