Tras el temporal, cientos de vecinos siguen sin luz

En la Ciudad, vecinos de Palermo, Caballito, Devoto, Almagro y Balvanera continúan con sus reclamos ante la falta de energía eléctrica. En varios sectores del Conurbano también hay quejas.
Miércoles 10 de diciembre de 2014
Vecinos de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires expresaron su malestar en las redes sociales por los cortes de luz. Especialistas ya habían advertido que se vendrá un "verano difícil", pero la estación se adelantó hace rato y las fallas en el suministro eléctrico se dan cada vez con más frecuencia.

Palermo, Almagro, Belgrano, Caballito, Villa Devoto, Balvanera y San Cristóbal son algunos de los barrios porteños que durante la jornada de martes registraron cortes de luz. Lo mismo ocurrió en algunas zonas de la Provincia, como en Lanús Oeste, Laferrere, Lomas de Zamora, Adrogué y Pilar.

En muchas zonas continúan los inconvenientes en las primeras horas del miércoles.

Voceros de Edesur indicaron que en el caso de Devoto hubo una falla en un cable y se dispuso una cuadrilla para su reparación. Además, afirmaron no tener problemas en la red de media tensión y descartaron que los cortes sean por las altas temperaturas.

Desde Edenor señalaron que 200 clientes de Palermo continúan sin servicio eléctrico como consecuencia de la tormenta y que durante las próximas horas el inconveniente será solucionado. Los mismos voceros agregaron que en los partidos bonaerenses de La Matanza y Morón los cortes se extenderán por lo menos 24 horas más. "En esos lugares hay muchos postes y tendido caído. Se está trabajando mucho para restablecer el servicio entre la jornada de hoy y mañana por la mañana", indicaron.

Edesur informó también que había algunos cortes de suministro eléctrico en Cañuelas y San Vicente debido a la caída de postes, mientras que vecinos de Ramos Mejía habían dado cuenta de apagones a través de las redes sociales.

Los cortes vienen sucediéndose en distintas zonas desde octubre. Hace dos semanas, media ciudad quedó sin luz durante la madrugada y luego se repitió durante la mañana del jueves 27, en medio del paro de transporte que ya había calado hondo en el humor de los porteños.

Ese caso motivó la intervención del Gobierno, que insatisfecho con la explicación de la empresa prestadora –en ese caso fue Edenor– resolvió presentar una denuncia judicial para que se investiguen las causas del hecho y se libren sanciones.