Azcona sigue preso: 'No quiero vivir más'

"No sé lo que hice, nunca quise matar, pido perdón a Dios si lastimé a alguien", admitió en una carta el único detenido por el asesinato de Nicole Sessarego Bohórquez
Viernes 12 de diciembre de 2014
Lucas Azcona, el único detenido por el crimen de la estudiante chilena Nicole Sessarego Bohórquez, pidió perdón desde la cárcel de Ezeiza y en una misiva aseguró que ya no quiere "vivir más".

"No sé lo que hice, nunca quise matar, pido perdón a Dios si lastimé a alguien. No quiero vivir más, necesito ayuda", escribió Azcona, lo que fue dado a conocer por su abogado Jorge Borgo y luego de que fuera procesado por el crimen ocurrido el 15 de julio de este año.

La carta fue escrita en el penal de Ezeiza, donde Azcona cumple prisión preventiva por orden del juez de instrucción Luis Zelaya.

Azcona, procesado por "homicidio calificado por odio de género", está detenido en un pabellón psiquiátrico de la cárcel de Ezeiza, mientras la Cámara del Crimen evalúa su situación.

La joven chilena fue asesinada la madrugada del 15 de julio cuando volvía de un boliche a su departamento del barrio porteño de Almagro, ubicado en Don Bosco 4109, oportunidad en la que recibió unas 11 puñaladas.

Azcona fue detenido tiempo después al ser entregado por su padre y su hermana, quienes lo reconocieron en las imágenes.

El juez Zelaya entre otras pruebas valoró las imágenes de las cámaras de seguridad en donde se ve a Azcona ir detrás de la joven, desde la estación de subte Castro Barros de la línea A hasta el ingreso al departamento.

Además, tuvo en cuenta que ese 15 de julio Azcona avisó en su trabajo que había sido víctima de un supuesto intento de robo por el que fue atendido por una herida cortante en la mano.

También tuvo en cuenta que en la escena del crimen se encontraron manchas de sangre pertenecientes a un perfil genéticomasculino que, como se concluyó, es coincidente con el de Azcona.