“En política apuntá la cabeza si querés pegar en el pecho”

Jorge Giacobbe, analista político, habló con Eduardo Serenellini en “El Locutorio” de radio Latina.
Lunes 15 de diciembre de 2014
Mes a mes va cambiando. ¿Es tan dinámica la política en relación al próximo año?

Hay cosas que sí y otras que no. Hay en el electorado lagunas que están conformadas por diferentes tipos de “clientes” de opinión pública no cambian de tamaño pero sí cambian las discusiones internas. Hay una del 24% de gente que defiende al kirchnerismo y discute si será representada por Scioli o Randazzo y gana Scioli por el doble. El resto no juega, no mide. Cualquiera de los dos que gane puede representar el sector porque irán con lo que diga Cristina. Juntarán los tacos.

¿Por qué se presentan? ¿Para dividir?

Porque siempre hay un baile de los número uno y después de los número dos. En política se apunta a la cabeza si querés pegar al pecho. Está esa laguna que no crece y no decrece. Después hay una laguna que quiere votar una opción más ética y más honesta pero no quiere discutir poder. Son los que te dicen “yo no tengo nada que ver con este quilombo porque voté a Binner”. No son ni opositores ni oficialistas.

Aunque sepan que no ganan pero dicen “por lo menos mi conciencia está tranquila”.

Votan porque saben que no ganan. Dicen que votan a Hermes Binner pero si su voto depende de que sea presidente o no se lo saca porque supone que Binner a Moyano le dura diez minutos. La discusión entre ellos es hacia adentro entre Binner, Sanz, Carrió. Lilita se va o se viene pero no lleva nada. No se mueve. Van a ser siempre diez puntos.

Que pasa con el 60 por ciento restante.

Después hay un charquito de Altamira o el Partido Obrero que no se mueve. El 60 por ciento le quiere ganar al kirchnerismo y es absolutamente independiente. Es el público más volátil. Está muy configurado y las vanguardias son los jóvenes y las mujeres que rápidamente cambian y se acomodan a esquemas nuevo. Ese 60 por ciento tiene dos herramientas: una es Massa y la otra es Macri.