"Curiosity" detectó metano en Marte

Miércoles 17 de diciembre de 2014
La sonda robótica Curiosity que recorre Marte detectó emanaciones regulares de metano, según informaron científicos de la NASA en un trabajo que se publicará en la revista Science. El gas metano es emitido en parte por los seres vivos en la Tierra, pero los científicos aún no saben cuál es la fuente de emisión en el planeta rojo.

A partir de datos recogidos a lo largo de 20 meses por la sonda, los científicos hallaron que el metano en el cráter de Gale -donde el robot explorador se posó en agosto de 2012- era mucho menor a lo esperado: cerca de la mitad de lo que esperaban detectar. No obstante, los niveles de metano en ese cráter mostraba sobresaltos. Este gas "registra picos en los que aumenta diez veces, en ocasiones incluso más a lo largo de 60 días marcianos", dijo Christ Webster, del Jet Propulsion Laboratory de la NASA y uno de los autores del estudio. “Estos resultados sugieren que el metano se produce ocasionalmente o se escapa del suelo cerca del cráter de Gale".

La mayoría del metano atmosférico en la Tierra proviene de la vida animal y vegetal, y del medio ambiente en sí. Las fuentes de emisión principales son los procesos de descomposición de la materia orgánica en las grandes extensiones de cultivos de arroz, el proceso digestivo de los animales rumiantes como las vacas, los incendios en bosques tropicales y sabanas, la actividad microbiana en cloacas, y fugas esporádicas de las acumulaciones de hidrocarburos, como petróleo, gas y carbón.

Con los resultados de la observación hecha por Curiosity, ahora el metano en Marte refuerza la pregunta sobre la posibilidad de vida microbiana pasada o presente en ese planeta. O las elevaciones del gas pudieran estar causadas por fuentes geológicas, impactos de cometas u otra fuente totalmente distinta.