Maestros acordaron suba inicial del 10 por ciento en enero

Los gremialistas consideraron un "buen punto de partida" la propuesta del Gobierno porteño, aunque advirtieron que continuarán negociando "cuestiones pendientes".
Viernes 19 de diciembre de 2014

El Gobierno de la Ciudad ofreció a docentes porteños una suba salarial del 10% para enero y los gremialistas lo consideraron un "buen punto de partida", aunque advirtieron que continuarán negociando "cuestiones pendientes".

Frente a la presión de los maestros que buscan un paliativo para no perder posiciones frente a la inflación, la administración de Mauricio Macri ofreció una suba inicial hasta que se cierren las paritarias 2015.

El incremento regirá para todos los cargos y escalafones salariales de los maestros que desempeñen sus actividades en la Ciudad de Buenos Aires.

"El gobierno comunicó esa suba pero aún no sabemos si se va a abonar por única vez o si regirá para todos los meses y eso nos preocupa", indicó a NA el secretario de Prensa de la Unión de Trabajadores de la Educación, Mariano Denegris.

El próximo 13 de enero las partes se volverán a reunir para continuar la negociación y comenzar a hablar de porcentajes estimativos para las paritarias del año próximo.

"Esta negociación es previa a la de las paritarias para el año próximo, para la cual estaremos hablando de un mayor porcentaje", adelantó el gremialista.

Además, indicó que si la suma del 10 por ciento se limita a enero, acudirán a la Justicia porque, en ese caso, "se estaría achicando el salario".

Los docentes también planean exponer la necesidad de que se actualice el monto de las asignaciones familiares de la Ciudad para todos los trabajadores del Estado.

"Los montos fueron impuestos en 2011. De 2012 a 2013 hubo un pequeño aumento y después los números se congelaron. Es casi la mitad del que paga Nación", fustigó.

Los funcionarios y los docentes porteños se habían reunido el lunes pasado y habían acordado que el incremento se pondría en marcha desde enero, pero no habían llegado a pautar una suma.

En paralelo, los docentes de la provincia de Buenos Aires también comenzaron a discutir con anticipación las cuestiones salariales de cara al año próximo.

Sin embargo, en ese caso, las partes no pudieron avanzar ya que la primera oferta de la administración provincial fue rechazada por ser considerada "insuficiente".

Por ello, también volverán a reunirse en los primeros días de enero y así, intentar evitar un principio de ciclo lectivo conflictivo, como sucedió este año, cuando se perdieron más de 20 días de clase.