Encontró a su novia con otro y el amante casi lo mata

Viernes 19 de diciembre de 2014
El joven regresó a la casa que hasta hace solo unos días compartía con su pareja con la intención de recomponer la relación, pero nada salió de acuerdo a lo planeado. No sólo encontró a la chica con otro, sino que encima esta persona lo atacó con un cuchillo.

El puntazo le ingresó a milímetros de un riñón y el hombre tuvo que escapar en su moto, ensangrentado, e ir así hasta la Comisaría de Trinidad, donde pidió ayuda. Sin embargo, según el protagonista, Rodrígo Páez (25), no es el supuesto engaño de su ahora ex pareja Noelia Nacusi lo que más le duele.

"Me molesta que ese muchacho sea tan poco hombre, qué necesidad tenía de acuchillarme. Y ella todavía decía que era el primo, pero en realidad era su amante. Con esto, ya no quiero saber nada de ella", aseguró.

Páez contó que desde hace dos años eran pareja con esta joven que trabaja en la Legislatura provincial. Ambos vivían en una casa en Boulevard Sarmiento y Godoy, del departamente de Rawson.

"Pasamos muchas cosas, perdimos un bebé recién nacido. Después empezamos a andar mal y nos peleábamos, pero volvíamos", explicó.

Esta última vez, llevaban tres días distanciados. Rodrígo se había mudado a su casa en Chimbas hasta que quiso remediar la situación y fue a ver a la chica a Rawson.

"Quería volver, o si no que me diera mi ropa y me iba del todo. Pero me atendió en el portón. La noté nerviosa y rara, además me dijo que me vaya porque iba a llegar su papá", relató el herido, que se marchó y se quedó en la esquina hasta la madrugada.

Luego volvió y, cuando la joven salió, preguntó si estaba con alguien. "Me respondió que no, después dijo que tenía la moto del primo. Entonces entré a la casa, ahí me encontré con un muchacho y le dije: ¿quién sos vos? y se vino y me acuchilló. Alcancé a darle una trompada, pero me agarró y caí. No sé cómo me levanté y salí en mi moto para el hospital, pero no podía respirar. Por suerte no me dio en el riñón", concluyó la historia el joven engañado.