Domiciliaria para los acusados de balear la casa de Bonfatti

Sábado 20 de diciembre de 2014
La jueza penal Alejandra Rodenas otorgó la prisión domiciliaria a los dos procesados por su presunta participación en el ataque con disparos en 2013 a la casa del gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti.

La medida fue tomada por la jueza de instrucción 2 de Rosario y benefició con el arresto domiciliario a Pablo Espíndola y Emanuel Sandoval, acusados de balear la vivienda del gobernador de Santa Fe el 11 de octubre del año pasado.

Sandoval, quien se encuentra detenido desde noviembre del 2013 por otra causa, fue procesado en este caso por el "delito de amenazas agravadas por el anonimato y uso de arma de fuego, abuso de armas y daño", y cumplirá el arresto domiciliario bajo custodia policial, según indicaron fuentes judiciales.

Cuando lo indagó la jueza Rodenas, Sandoval se declaró inocente y sostuvo que había sido involucrado en la causa mediante una acusación montada por el comisario Ronald Cuñé, jefe de la seccional 10 de Rosario.

En cuanto a Espíndola, que está procesado por los delitos de encubrimiento agravado en calidad de autor, es un policía de la misma comisaría detenido el 5 de diciembre del 2013 con una pistola no declarada en su poder, arma que, según peritajes, fue utilizada en el tiroteo a la casa de Bonfatti y en otros hechos delictivos.