La crisis provocó sorpresivo cierre simultáneo de frigoríficos

Siete plantas exportadoras adelantaron las vacaciones de sus empleados. Prometieron que volverán a la actividad el 7 de enero. Ya se habrían caído contratos temporales de 3.000 trabajadores.
Lunes 22 de diciembre de 2014
Más de 3000 trabajadores con contratos temporales de la industria de la carne se vieron directamente afectados por el adelanto de vacaciones y cierre de plantas que siete frigoríficos llevaron adelante en forma simultánea.

El secretario general del Sindicato de la Carne de Buenos Aires (Sigcba) explicó que es la primera vez en la historia que los frigoríficos adoptan una estrategia así.

"Los empresarios alegan cuestiones netamente comerciales pero con esta decisión ya se cayeron muchos contratos de prestadores de servicios y de trabajo eventual que no sabemos si se van a renovar en enero", dijo.

Gorina, Friar, Arre Beef, Importadora y Exportadora de la Patagonia, Compañía Bernal, Carnes Pampeanas y JBS Argentina son las empresas que replantearon su estrategia comercial debido a la devaluación del rublo, el euro y el real.

Durante 2014 se perdieron casi 2000 puestos por el cierre de la planta de Quickfood en Martínez, del frigorífico Carnes Huinca en Córdoba y del establecimiento Estancias del Sur, en Unquillo.

"Con estas medidas empezamos el 2015 de la peor forma, con tres mil compañeros en la calle que no saben qué va a pasar con su futuro. Nuevamente el trabajador de la carne va a pasar las fiestas con inquietud. No sabe si tendrá o no trabajo digno", dijo Etchehun.