Robaba la lencería de sus vecinas, lo descubrieron y terminó preso

Martes 23 de diciembre de 2014
Las vecinas de la ciudad de Yulin se vieron sorprendidas al descubrir que los conjuntos de lencería que habían desaparecido misteriosamente de sus casas aparecieron en la vivienda de un vecino.

El responsable de los robos era un vecino del edificio, cuya identidad no ha sido revelada, que pasó desapercibido durante un año mientras se apropiaba de la ropa interior de las residentes del edificio.

El informe policial reveló que el modus operandi del hombre consistía en esconder las prendas en un falso techo de las escaleras de su edificio.

El escondite salió a la luz cuando uno de los techos de las escaleras cedió por el peso de la ropa interior y varios conjuntos de corpiños y bombachas cayeron al suelo.

Varias imágenes tomadas por el diario South China Morning Post muestran que el ladrón no tenía una preferencia en particular por un modelo de lencería, ya que sustraía todo tipo de corpiños, desde los más simples a los estampados o con encaje.

Los hurtos de lencería femenina cada vez atraen más la atención de los medios chinos, que son conscientes del aumento de este tipo de delitos en el gigante asiático. Recientemente, un hombre de 22 años fue capturado un mes después de robar 17 bombachas de diferentes mujeres.

El mismo mes en el que se produjo su detención, la policía arrestó a otro hombre por robar y usar ropa interior femenina.