Para consultoras, la actividad económica cayó este año entre 1,5% y 2%

El diagnóstico coincidió en que el consumo fue en 2014 "el gran perdedor" como consecuencia del menor poder adquisitivo de la gente frente a la aceleración en el nivel de inflación.
Domingo 28 de diciembre de 2014
La actividad económica cerrará este año con una caída de entre 1,5 y 2 por ciento en relación a 2013, según las estimaciones de consultoras privadas, que prevén un 2015 "poco auspicioso".

El diagnóstico de las consultoras coincidió en que el consumo fue en 2014 "el gran perdedor" como consecuencia del menor poder adquisitivo de la gente frente a la aceleración en el nivel de inflación.

La consultora Finsoport evaluó en su último informe: "Nuestro país está sin energías de crecimiento. La oferta de bienes y servicios está debilitada. La demanda, el consumo, solo conserva dinamismo a partir de la expansión del gasto público".

De acuerdo a sus proyecciones, "la actividad económica posiblemente cerrará con una caída de 1,9 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI)".

"El año 2014 marca un punto de inflexión en el proceso de crecimiento iniciado en 2003. Hasta este período la única contracción de la economía que registrábamos había ocurrido en 2009 y obedecía a los efectos de la crisis internacional", señaló.

En cambio, comparó que la contracción de la economía en 2014 estimada en 1,9 por ciento "obedece a factores estructurales profundos". "La inversión virtualmente se ha desplomado en un contexto de elevada utilización de la capacidad productiva. El consumo privado se ha desacelerado frente a una disminución de la capacidad adquisitiva del salario y a la caída en el empleo y especialmente las horas trabajadas", explicó.

Según su análisis, "se cierra un 2014 de estancamiento/recesión y se abre un 2015 poco auspicioso" dado que "no se advierte una reversión de este proceso" en el próximo año.

De acuerdo a los pronósticos de Abeceb.com, el PBI cerraría el año con una contracción de 1,5 por ciento, mientras que para 2015 prevé una retracción de la actividad económica de 0,8 por ciento, en base a un escenario que "asume como supuesto clave que las autoridades se sentarán a negociar con los holdouts".

En materia de consumo privado, la consultora auguró que en 2015 "continuará dando cuenta de un magro comportamiento, luego de haberse convertido en 2014 en uno de los grandes perdedores del giro de la política económica". Por su parte, la Fundación Mediterránea calculó que el PBI cerrará este año con una retracción de 2 por ciento, lo que "refleja el ingreso de la economía en una nueva dinámica, con mayor incidencia del impuesto inflacionario y en la que la falta de confianza y la pérdida de competitividad erosionan los motores del crecimiento".

Al hacer un balance de este año, explicó que "la escasa competitividad y la creciente desconfianza ante los desequilibrios fundamentales de la economía frena las decisiones de inversión y de compra de bienes durables, que sumado a la licuación salarial de 2014 hicieron que el PBI baje alrededor del 2 por ciento este año, cuando en 2013 había aumentado 2,9 por ciento".