Cristina Kirchner celebrará Año Nuevo en Santa Cruz

La presidenta viajó esta tarde en forma sorpresiva hacia Santa Cruz para continuar el reposo ordenado por los médicos por la fractura del tobillo izquierdo que sufrió el viernes pasado.
Martes 30 de diciembre de 2015

La presidenta Cristina Fernández viajó hoy en forma sorpresiva hacia la villa turística de El Calafate para pasar Fin de Año, luego de recibir autorización médica ante la fractura que sufrió en el tobillo izquierdo. En una nueva andanada de tweets, a pocos minutos de partir hacia la provincia patagónica, la mandataria se refirió también a temas de actualidad y renovó sus críticas hacia los medios. "En silla de ruedas o con dos millones y medio de tapas en contra del país, vamos a seguir trabajando", aseguró la jefa del Estado a través de Twitter, donde anunció también que Aerolíneas Argentinas y Austral permitirán, a partir del 15 de enero, transportar en cabina a gatos y perros pequeños.

Durante alrededor de 20 minutos, y ya en vuelo hacia la provincia de Santa Cruz, la mandataria resaltó medidas del gobierno como la rebaja en los combustibles "por primera vez en la historia" a partir del 1º de enero y las reservas del Banco Central para embestir contra los medios de comunicación. "Te acordás de las tapas de diarios anunciando caídas de reservas? O cuál sería el precio del combustible en diciembre? Del resto de las catástrofes que anunciaban... y deseaban que sucedieran, mejor ni hablar", señaló.

En este marco, y "así como al pasar, viste?, llegamos a USD 31.433 millones en las reservas del Banco Central", dijo.

"Qué pena. Cuánto daño le han hecho y le hacen al país. Alguna vez serán tapa de diario los logros de nuestro país y de todos los argentinos? O acaso se piensan que las reservas del Banco Central o los combustibles son del Gobierno?", preguntó.

Fue entonces que advirtió que "no importa. En silla de ruedas o con dos millones y medio de tapas en contra del país, vamos a seguir trabajando porque, sabés qué?, tenemos Patria, la amamos y siempre la vamos a defender".

"Demasiado patriotero? Y, puede ser… pero con tantas décadas de entrega y ni siquiera al mejor postor. Un poco de orgullo y mucho de dignidad no vienen nada mal", estimó.

En el plano de los anuncios, y luego de postear la foto a bordo del Tango 01 que la llevaba a El Calafate con Lolita, su caniche mini toy de dos kilos, Cristina Fernández anunció en Twitter que desde el 15 de enero los viajeros de Aerolíneas y Austral podrán llevar a bordo sus mascotas pero, advirtió, "exclusivamente en tramos de cabotaje y sólo para perros y gatos".

Aclaró que se trata de animales de pequeño porte y recomendó "no te vayas a aparecer a bordo con un mastín de 50 kilos!".

"Anoche me tomaron una placa y el traumatólogo me autorizó a viajar. Soy muy obediente...con los médicos", confirmó la propia presidenta por la red social cuando ya había trascendido su partida hacia Santa Cruz sin que ningún vocero oficial informara de la novedad.

Asimismo, posteó una foto en la que la despiden el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el secretario General de la Presidencia, Aníbal Fernández, y el titular de la Secretaría de Inteligencia, Oscar Parrilli.

Por el momento no se sabe hasta cuándo la jefa del Estado permanecerá en territorio santacruceño aunque se supo que, previo al accidente, tenía previsto descansar en el sur los primeros diez días de enero por lo que se presume que retornaría a Buenos Aires recién el domingo 11 de ese mes.
Por otra parte, con la autorización de los médicos para trasladarse a El Calafate, hay incógnita con respecto al viaje programado para este mes al Vaticano para celebrar junto a la mandataria de Chile, Michelle Bachelet, los 30 años del acuerdo por el Beagle.

En su habitual conferencia diaria, Capitanich admitió esta mañana en tono risueño que recibió muchas "cargadas" por culpar ayer a "un líquido deslizante" por la fractura presidencial, y que resultó ser una cera líquida de reciente aparición.

Por su parte, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, afirmó que Cristina Fernández "está bárbara", "contenta", "exultante", "muy bien" y "muy metida en todos los temas", aunque "molesta" por la fractura sufrida.