"Masche" confesó que le gustaría volver a River

Miércoles 31 de diciembre de 2015
Este año que se va no será uno más en la vida de Javier Mascherano. Más allá de logros individuales, el Mundial de Brasil lo catapultó como un símbolo del fútbol argentino. A fuerza de temperamento y garra despejó las dudas que sobrevolaban sobre su figura y hoy es uno de los indiscutidos de la Selección. Ahora ya enfoca su cabeza en Barcelona pero se guarda un deseo para el final de su carrera.

"Me gustaría terminar en River donde empecé, pero hoy tengo contrato con Barcelona hasta 2018. Y después habrá que ver si estaré en condiciones de poder jugar en buen nivel. Esas son cuestiones que no hay que forzarlas. Es que nunca depende solamente de uno", definió Masche en Fox Sports Radio.

En agosto de 2003 y ante Nueva Chicago, Masche debutó oficialmente con la camiseta de River. Un caso curioso debido a que ya había iniciado su etapa como jugador de la Selección Mayor en un amistoso ante Uruguay en el estadio Ciudad de La Plata. Jugó más de 50 partidos en River y fue parte del plantel que ganó el Clausura 2004.

"Este año fue muy positivo, porque más allá del subcampeonato mundial, que no es poca cosa, representamos muy bien a la Argentina. Y personalmente jugué el partido que siempre soñé, que era una final del mundo", admitió el mediocampista aunque aclaró que todavía quiere sacarse la espina de ganar algo con la celeste y blanca.

"Escuché a Gerardo Martino decir que esta generación debía ganar algo y concuerdo con eso. Me gustaría lograr un título en la Copa América de Chile, porque es algo que no solamente ansiamos nosotros, sino todos los argentinos".

Masche elogió a Sabella pero le abrió la puerta a la nueva idea de juego que pregona el Tata. "Con Martino se juega de distinta manera, tanto en la presión ante la pérdida como en el ataque, que es más posicional que la de Sabella".