Último adiós a Lola en el cementerio de la Recoleta

Antes del entierro del cuerpo de la joven de 15 años, familiares y amigos participaron de una misa en la Iglesia del Pilar. Hay un nuevo detenido por el crimen y habría más detenciones.
Sábado 3 de enero de 2015
El cuerpo de Lola Chomnalez, la joven de 15 años que fue asesinada en Uruguay cuando se encontraba de vacaciones, fue enterrado en el cementerio de la Recoleta tras una emotiva misa en la Iglesia del Pilar. Familiares y amigos se congregaron este sábado por la tarde para darle el último adiós.

Los restos de la joven fueron entregados a la familia el viernes por la tarde y el cónsul de Argentina en la localidad de Maldonado, José Andrés Basbus, según informaron medios locales, fue quien realizó las gestiones pertinentes para concretar el traslado del cuerpo de Lola a Buenos Aires.

En tanto, la Unidad de Investigación del Ministerio del Interior uruguayo trabajaba para buscar indicios y, según confirmaron al diario El País fuentes policiales, esta mañana se realizó la detención de varias personas.

La investigación en torno al homicidio de Lola también apunta a esclarecer cómo un artesano de la zona logró encontrar el cuerpo de la joven en una zona poco accesible y alejada.

El lugar había sido rastrillado por la Policía y el cuerpo no se había encontrado.

Según supo El País, este hombre declaró que ubicaron el cadáver tras seguir huellas en la arena, versión que para los investigadores "no cierra" porque horas antes llovió y eso debió borrarlas, por lo cual su explicación, al menos, "no es racional", indicó el informante.

A su vez, el perito forense Rúben Castro contó en declaraciones a medios argentinos que el lugar dónde encontraron a Lola solo "se veía el borde de su short" lo que también le generó dudas sobre su hallazgo.

Castro dijo: "No había otros elementos que indicaran si allí había un cuerpo. Si a mí no me dicen que ahí había un cuerpo, no lo hubiera visto. Eso me llamó la atención porque el pedazo de short se confundía con el
entorno".

"Lo encuentra un menor de 14 años, hijo de un residente y artesano del lugar. Le indica al padre, el padre va al lugar, e inmediatamente avisa a Prefectura. Lo que sabemos es que van directamente al lugar. Llama la atención porque si no nos hubiesen dicho que allí había un cuerpo, no lo habríamos encontrado jamás", agregó.

Mientras tanto, la jueza Marcela López espera los resultados de los estudios del material orgánico hallado tanto en el cuerpo de la víctima como en la escena del crimen, para establecer si se pudo encontrar un perfil genético y compararlo con las muestras de ADN extraídas al changarín y a otras seis personas.

La adolescente Lola Chomnalez se encontraba de vacaciones en el balneario Valizas en Rocha en la casa de su madrina cuando el domingo 28 de diciembre por la tarde salió a caminar por la playa y desapareció.

Luego de una intensa búsqueda su cuerpo fue hallado dos días después, el martes 30, enterrado a varios metros de la costa en una zona de difícil acceso por la densa vegetación del lugar. La autopsia reveló que la joven murió asfixiada por arena en un intento por respirar y el examen forense indica en primera instancia que no hubo abuso sexual.