Último detenido dijo que están "buscando un chivo expiatorio"

Antes de ingresar a declarar, el hombre de 35 años aseguró que "no" tiene "nada que ver" con el crimen de la menor.
Domingo 4 de enero de 2015
Un hombre de 35 años que fue detenido en las últimas horas por el asesinato de Lola Chomnalez en una playa de Uruguay aseguró que "no" tiene "nada que ver" con el crimen de la menor y sostuvo que la Justicia de ese país "busca un chivo expiatorio".

Antes de prestar declaración ante la jueza del departamento de Rocha Marcela López, el acusado sostuvo que al momento del asesinato de la adolescente de 15 años en la zona de Barra de Valizas estaba en su casa con su familia.

"Yo soy un pescador, vivo bien, tranquilo. Están buscando un chivo expiatorio", manifestó el hombre antes de prestar declaración en la Seccional 4ª de Castillos, donde llegó esposado junto a su mujer.

En declaraciones a la prensa, expresó que "no" tiene "nada que ver" con el asesinato de la menor, que fue encontrada el martes semienterrada en una playa de Uruguay tras permanecer más de dos días desaparecida.

El sospechoso, que fue detenido ayer, reside en Valizas y le habría contado a distintos testigos que había conocido a una joven llamada "Luna", el segundo nombre de Lola.

El hombre era indagado este mediodía junto con un conocido de él, una turista francesa -quien lo habría escuchado hablar de su relación con "Luna"- y el changarín que encontró el cuerpo de la menor.