Diócesis del Papa expresa su "dolor y desconcierto" por el arresto de De Rossi

El cura Alessandro De Rossi, de 46 años, es acusado de abusos de menores en Salta, donde misionó hasta 2013. Fue detenido en Roma tras una orden de captura argentina.
Lunes 5 de enero de 2015
La diócesis de Roma, cuyo obispo es el Papa Francisco, expresó “dolor y desconcierto” por el arresto de un sacerdote italiano que ejercía su ministerio en la capital italiana y es acusado de abusos en Argentina.

En una declaración oficial, el vicariato romano aseguró su “plena confianza” en la justicia italiana y precisó que mientras se profundiza en el caso, la parroquia que estaba a cargo del cura fue confiada temporalmente a otro presbítero.

“Dolor y desconcierto en el vicariato por la detención del sacerdote romano, Alessandro De Rossi, por mandato de la magistratura argentina y por hechos que se remontarían al tiempo en el cual era misionero en el país sudamericano”, indicó.

“El sacerdote, que había regresado a Roma a inicios de 2013 por motivos de salud después de haber transcurrido varios años en misión, estaba acompañado por un juicio positivo de parte del obispo local, por este motivo le había sido confiada en septiembre de 2013 el cuidado pastoral de la parroquia San Luis Gonzaga”, agregó.

El sacerdote había regresado a Roma a inicios de 2013 por motivos de salud después de haber transcurrido varios años en misión
De acuerdo con Notimex, De Rossi, de 46 años, fue detenido la tarde del pasado 31 de diciembre, aunque su arresto trascendió hasta apenas la víspera.

Su captura respondió a un mandato de arresto emitido por el juez argentino Diego Rodríguez Pipino y ejecutado por la Interpol. Debe responder por supuestos delitos de abuso contra menores.

El clérigo es acusado de haber corrompido menores y haber abusado de algunos de ellos dentro de los locales de la vicaría “María Medianera de todas las gracias”, en el barrio Islas Malvinas de la ciudad de Salta, capital de la norteña provincia argentina del mismo nombre.

Los ataques, incluido supuestamente sexo de grupo, habrían tenido lugar entre 2008 y 2013, el tiempo en que De Rossi permaneció en ese templo donde –entre otras cosas- se ocupaba de drogadictos.

En enero de 2013 la Agencia de Información Católica Argentina (AICA) reportó que De Rossi, cuyo nombre todavía se mantiene en el sitio web de la Arquidiócesis de Salta, fue internado en un hospital “tras haber sido agredido por un joven que se le había acercado en primera instancia para pedirle dinero y comida”.

Luego del episodio, el sacerdote se dijo “angustiado y asustado” y se conoció entonces que no abandonaría la parroquia en Salta.

Pero no pasaron muchos meses antes que De Rossi apareciera en Roma como responsable de una nueva parroquia. Como estableció la diócesis italiana, la asignación del templo se debió al “juicio positivo” del arzobispo argentino de Salta.