"Es importante que la sociedad sepa quiénes son”, afirmó Margarita Barrientos

La titular del comedor "Los Piletones" destacó el accionar de la Iglesia "de dar a conocer el caso" del sacerdote Alessandro De Rossi, acusado del abuso sexual de menores en Salta.
Lunes 5 de enero de 2015

Margarita Barrientos, fundadora del comedor “Los Piletones” en Villa Soldati, fue entrevistada por Canal 26 donde se refirió al caso del cura pedófilo que fue detenido en Roma y está acusado de abuso sexual de menores en Salta.

“Gracias a Dios este caso se dio a conocer y tenga un buen final. Que lo castiguen como corresponde. Estos chiquitos quedarán arruinados para toda la vida. Nadie los va a remediar por más que a él lo juzguen y lo condenen. No se merece la libertad”, remarcó Barrientos.

La mujer hizo hincapié en que “se pierde la confianza en esta gente por más que sea la gente que nos representa ante Dios”.

“Yo he visto chicos abusados que le empiezan a agarrar odio a las personas y después no creen en nadie”, recordó.

Pero más allá de lo terrible del caso, Barrientos destacó el accionar de la Iglesia: “Es importante que la Iglesia lo de a conocer y no los esconda para que la sociedad sepa quiénes son”.

El cura Alessandro De Rossi, de 46 años, fue detenido la tarde del pasado 31 de diciembre, aunque su arresto trascendió hasta apenas la víspera.

Su captura respondió a un mandato de arresto emitido por el juez argentino Diego Rodríguez Pipino y ejecutado por la Interpol. Debe responder por supuestos delitos de abuso contra menores.

El clérigo es acusado de haber corrompido menores y haber abusado de algunos de ellos dentro de los locales de la vicaría “María Medianera de todas las gracias”, en el barrio Islas Malvinas de la ciudad de Salta, capital de la norteña provincia argentina del mismo nombre.

Los ataques, incluido supuestamente sexo de grupo, habrían tenido lugar entre 2008 y 2013, el tiempo en que De Rossi permaneció en ese templo donde –entre otras cosas- se ocupaba de drogadictos.