“Siempre hay alguno que tiene la mente estropeada y abusa”

La titular de la Asociación de Víctimas de Violaciones dijo que “hay sacerdotes muy buenos, de verdad, de vocación, de alma, que se dedican a la gente en estado vulnerable” pero que hay otros que aprovechan la “vulnerabilidad de jovencitos, de niños, para cometer este delito tan aberrante”.
Lunes 5 de enero de 2015
María Elena Leuzzi, la titular de la Asociación de Víctimas de Violaciones (AVIVI), habló con Canal 26 acerca del caso del sacerdote Alessandro De Rossi que está acusado de abusos de menores en Salta, donde misionó hasta 2013 y fue detenido en Roma tras una orden de captura argentina.

La Diócesis de Roma cuyo obispo es el Papa Francisco expresó su dolor y desconcierto por este arresto. ¿Cree que se sabía algo allí?

Creo que no. Conociendo al Papa creo que no sabía y me parece muy bueno lo que está haciendo. Entregarlos, que la Justicia se encargue. No podemos amontonar. Francisco hará una buena depuración de lo que se mantuvo oculto durante años. No podemos amontonarlos. Hay sacerdotes muy buenos, de verdad, de vocación, de alma, que se dedican a la gente en estado vulnerable. Desgraciadamente siempre hay alguno que tiene la mente estropeada y se abusa de esa vulnerabilidad de jovencitos, de niños, para cometer este delito tan aberrante. Confío muchísimo en el Papa y no porque estemos haciendo una nota en televisión si no que porque así lo siento. Me parece que al no esconderlo, al entregarlos, al dejar que la Justicia se encargue es muy buena la actitud.

El sacerdote era acusado en Salta y es italiano. ¿Cómo llega De Rossi a Italia?

Primero hay que ver si tenía una condena firme, si no estaba condenado. Si tenía solamente las denuncias y no se había hecho un juicio la persona es libre de salir del país. Si tenía pasaporte italiano estaba en condiciones. Y el Papa no está al tanto de los miles de sacerdotes que hay por el mundo. Seguramente irá depurando.