Alivian picaduras, curan heridas y están en tu cocina

Sugerencias de remedios caseros para combatir algunas picaduras. ¿Qué hacer?
Martes 6 de enero de 2015

Hielo. Ideal para desinflamar. Alivia y evita la hinchazón.

Limón. Una rodaja de limón aplicada sobre la picadura brinda alivio y además se aprovechan las propiedades antibacterianas y cicatrizantes. Puede emplearse para desinfectar cortes, heridas y picaduras de insectos. También alivia erupciones y combate el acné. En general, el limón es un buen aliado para neutralizar casi todas las molestias de la piel. Ideal para picaduras de abejas.

Miel. Se utiliza para curar heridas de la piel y prevenir infecciones. Es milagrosa.

Azúcar. Es un poderoso antibiótico natural. Ante heridas primero se limpia la zona y luego se le pone encima el azúcar.

Sal. Basta frotar la zona con un poco de sal y la picazón cederá poco a poco.

Té común. Alivia la picazón gracias a los taninos del té, de propiedades astringentes.

Banana. Se cubre la mordedura, picadura o quemadura con la parte interior de la cáscara de la banana. No solo proporciona alivio inmediato, sino que ayuda a cicatrizar más rápido.

Vinagre blanco o de manzana. Tiene poder antiséptico y fungicida. Alivia picaduras, herpes, combate hongos y limpia la piel. Simplemente, se moja un algodón en vinagre y se aplica sobre la picadura. Ideal para aliviar picaduras de aguas vivas, zancudos.

Cebolla. Tiene propiedades cicatrizantes.Para tratar heridas y ronchas, se cortan rodajas y se aplican en la zona de la picadura o herida.

Polvo de hornear y agua. Se hace una pasta y se aplica sobre la picadura. Dará alivio y evitará la picazón.

Harina de avena. Se mezcla con agua, se forma una pasta y se aplica sobre el área afectada. Reduce la inflamación y tiene un efecto calmante.

Tomate. Excelente calmante para aliviar el dolor de las picaduras de insecto que dejan aguijón. Se aplica en rodajas directamente sobre la picadura. Ayuda a bajar la inflamación y alivia el dolor.

Bonus track.

Uno que no falla, que no está en la cocina, pero se encuentra en todas partes: Aloe vera. Es un calmante natural ante el ardor, las ronchas y la piel quemada por el sol. Se utiliza abriendo la hoja y colocando la parte jugosa sobre la picadura. Reduce la hinchazón y es antiséptica.