Juicio canónico al cura abusador que se escapó a Roma

Miércoles 7 de enero de 2015
El arzobispado de Salta inició un juicio canónico contra el sacerdote italiano Alejandro De Rossi, quien fue detenido hace una semana en Roma por denuncias de abusos sexuales contra menores de edad perpetrados entre el 2008 y 2013 en una capilla de la provincia.

La curia arquidiocesana advirtió que "se trata de una acusación por un delito grave en el orden civil y eclesiástico" y se comprometió a colaborar con la Justicia para esclarecer los hechos denunciados.

"Sin prejuzgar los hechos, su pura posibilidad nos duele y nos cuestiona", sostuvo, y agregó que la arquidiócesis de Salta "ha iniciado su propia actuación canónica a los efectos que corresponden".

En el comunicado difundido hoy con la firma del arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, se precisó que De Rossi trabajó en esa jurisdicción eclesiástica entre 2008 y 2013 "a partir de un convenio de cooperación".

El prelado expresó también su preocupación por el caso y dijo que acompaña a "todos los que están siendo afectados por esta situación con la oración, cercanía y con el dolor que nos producen estos acontecimientos".

El lunes la diócesis de Roma, cuyo obispo es el papa Francisco, expresó en un comunicado "dolor y desconcierto" por el arresto de De Rossi y afirmó que le otorgó una parroquia a su regreso de la Argentina porque contaba con "un juicio positivo" del arzobispo de Salta.

De Rossi, de 46 años, fue detenido la tarde del 31 de diciembre en una iglesia romana tras el pedido de captura internacional que la Justicia salteña realizó ante la cancillería e Interpol.

El sacerdote está acusado por el delito de abuso sexual agravado, en un número todavía no determinado de víctimas.

Fuentes judiciales informaron a DyN que la investigación se abrió en febrero de 2014 a raíz de la denuncia de un adolescente y se trabaja en los trámites de extradición.

La causa está a cargo del juez de Garantías, Diego Rodríguez Pipino, quien dictó la orden de detención y captura internacional del sacerdote.

El magistrado dispuso allanamientos en la capital salteña, que se concretaron el 23 y 24 de diciembre, con el objetivo de hallar material informático, fotos o datos que permitan relacionar a De Rossi con los delitos que le imputan.

La noticia de la detención del sacerdote causó sorpresa en la comunidad de la capilla María Mediadora de Todas las Gracias, del barrio salteño Islas Malvinas, dado que De Rossi era reconocido por su tarea pastoral y social y la atención de jóvenes adictos a las drogas.