Se derrumbó un paredón y murió una nena de 2 años

Viernes 9 de enero de 2015
Un feroz temporal de lluvia y viento desencadenó una tragedia en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca: las ráfagas provocaron el derrumbe de un viejo paredón del Ferrocarril sobre tres viviendas y una nena de 2 años quedó atrapada entre los escombros.

Además, fuentes municipales informaron que hay cuatro heridos por la caída de un rayo en el balneario Maldonado. Los heridos fueron trasladados al hospital municipal.

La tormenta comenzó pasadas las 16 cuando en la ciudad se registraba una temperatura superior a los 36 grados, con una térmica de más de 40, y ocasionó además caída de árboles, carteles y techos de chapas de otras viviendas de Bahía Blanca.

El hecho más grave ocurrió cuando la intensidad del viento, con ráfagas que superaron los 80 kilómetros por hora, causó el derrumbe de las paredes y los techos de cuatro departamentos contiguos, muy precarios, ubicados en Chile al 800, delante de los ex galpones del ferrocarril y a unas diez cuadras del centro de Bahía Blanca.

La policía dijo que "a raíz del derrumbe quedaron atrapadas en el interior de las viviendas un total de siete personas, entre ellos varios menores de edad".

Mientras continuaba la fuerte tormenta acudieron al lugar integrantes de Defensa Civil, dotaciones de bomberos del cuartel central y de Ingeniero White y personal del Comando de Prevención Comunitaria.

Al retirar los ladrillos y escombros acumulados, los bomberos hallaron a siete personas atrapadas.

"Una nena de dos años falleció en el acto producto del derrumbe mientras que otras seis personas, entre ellos otros tres niños, resultaron con diversas heridas. Los bomberos los rescataron y los llevaron a centros asistenciales", detalló un vocero.

Por su parte el Director de Defensa Civil, Federico Montero, señaló que "había siete personas en el lugar, una familia, y no se sabe todavía qué fue lo que pasó porque colapsaron cuatro casas".

"Lamentablemente una bebe de dos años que quedó adentro falleció", agregó el funcionario y señaló también que "al momento del derrumbe la madre estaba en la cocina junto con otros menores, quienes pudieron ser rescatados. Afortunadamente no había gente en las otras viviendas cuando pasó todo esto", indicó.

El jefe de Bomberos del cuartel central de la policía bonaerense en Bahía Blanca, Pablo Gorosito, dijo que "había escombros diseminados por todos los lugares, un colapso generalizado y la desesperación por la familia que nos indicaba que había chiquitos atrapados".

"Creemos que las condiciones adversas en las que hubo un viento inusual, con granizo y lluvia, todo se conjugó para que se caigan las viviendas", expresó.

Los investigadores estiman que el fuerte viento embolsó uno de los techos y eso causó un "efecto dominó" en las otras construcciones.