Alquileres truchos en la Costa: cien familias afectadas

La sospecha es que hay grupos delictivos que vienen actuando desde Santiago del Estero, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Mirá en la nota los detalles y cómo evitarlos.
Domingo 11 de enero de 2015
Unas cien familias denunciaron haber caído en la trampa de los alquileres truchos en lo que va de enero en la costa atlántica, una modalidad usada por delincuentes que estafan a turistas.

Una familia llegó a Pinamar desde Córdoba con toda la ilusión de tener unos días de descanso y diversión en la playa, pero todo duró muy poco, porque cuando quisieron tomar posesión de la casa que habían alquilado por internet se encontraron con una estafa elaborada hasta en los mínimos detalles.

Se trata de un caso que parece no ser aislado esta temporada de verano, ya que se denunciaron más de 100 hechos similares con familias engañadas.

"Este problema de los alquileres truchos en la costa se viene agravando desde hace cuatro años. El promedio de la pérdida económica por cada estafa ronda los 15 mil pesos, que son los adelantos que se pagan para asegurar el alquiler", dijo el abogado Javier Miglino.

"Los balnearios con más denuncias son Mar del Plata, Pinamar, Villa Gesell y San Bernardo. Ya hay más de 100 denuncias formales por estafas con estas características en los distintos departamentos judiciales. Se repite el esquema de la temporada anterior, aunque es probable que tengamos más hechos este año", apuntó.

Durante el verano anterior, una banda provocó más de un dolor de cabeza: se trataba de tres cordobeses que operaban desde sus casas, pero con métodos sofisticados para burlar el rastreo de la computadoras.

Aunque costó ubicarlos, finalmente resultaron apresados; previamente habían dejado un verdadero tendal de familias estafadas, y se calcula que lograron recaudar más de un millón de pesos.

Un aviso de que la presente temporada golpearía fuerte en torno a este tipo de delitos fue el dato surgido en noviembre último desde la Fiscalía 10 de Mar del Plata, especializada en delitos económicos, advirtiendo que ya habían detectado los primeros engaños de los que fueron objeto turistas que realizaron reservas de departamentos y casas a través de internet.

Y se confirmó que habían procesado a diez personas por ese tipo de defraudaciones. "Es muy duro escuchar a los damnificados. En mi estudio ya tuvimos 30 consultas y estamos acompañando a las familias, que son de todo el país. La sospecha es que hay grupos delictivos que vienen actuando desde Santiago del Estero, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Esto aparece por el cruce de información que realizan las fiscalías. Los grupos se reciclan", manifestó Miglino.

Asimismo, voceros de la fiscalía marplatense consideraron necesario que los usuarios realicen "una búsqueda previa en internet para conocer la existencia del inmueble que es ofrecido en alquiler y quién lo publica", precisando que "si se indican teléfonos o mails de contacto, previamente consultar en internet verificando si son reportados por otros usuarios como fraudulentos".

"Siempre tener presente que los conocidos buscadores de internet pueden ser una buena opción de cotejo de datos. Procurar realizar una investigación del usuario y la oferta con anterioridad a realizar cualquier depósito o envío de dinero", aconsejaron en la justicia.

Para Miglino, "cada estafa es un golpe no sólo al bolsillo de las familias, sino al corazón de todo el grupo, que en la mayoría de las ocasiones tiene que retornar a su hogar y suspender el descanso porque no hay posibilidades inmediatas de encontrar una solución al problema".

En la Defensoría del Pueblo de Mar del Plata, en tanto, recibieron casos de personas que abonaron sumas de varios miles de pesos y comprobaron luego que el anunciante desapareció de internet. "Se plantean casos de excesiva confianza, gente que ve una foto y alquila, pero es un ardid para tentarlos y quitarles su dinero", explicó Fernando Rizzi, defensor del pueblo de la ciudad en declaraciones sobre el tema.

Finalmente, el abogado Miglino expresó que "lo básico es alquilar a quienes publican números telefónicos fijos, y no solamente celulares", agregando que "en caso de caer en la trampa, siempre hay que denunciar, porque de ese modo las autoridades están en alerta, y tal vez otras familias no resulten estafadas".