Un arquero puede vencer a Messi y a Cristiano Ronaldo

Manuel Neuer compite con las dos estrellas del fútbol mundial. Cambió la historia de su puesto: ya no sólo ataja si no que es casi un “líbero” por como juega con los pies. ¿Podrá ganar? Votá en la encuesta de Deportes.
Domingo 11 de enero de 2015
Manuel Neuer, arquero de la Alemania campeona del mundo, tratará este lunes de ganar el Balón de Oro, un prestigioso torneo que desde hace seis años se reparten el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, los otros dos nominados.

CR7, ganador en 2008 y 2013, es no obstante el gran favorito para volver a inscribir su nombre en el trofeo tras haber completado en 2014 un magnífico año, con títulos, goles y récords y el decepcionante papel de Portugal en el Mundial de Brasil como única mancha negra.

La estrella del Real Madrid, a sus 29 años, anotó 61 tantos en 2014, que sirvieron para que su equipo ganase la ansiada Décima Copa de Europa, la Copa del Rey, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

El delantero portugués rompió el récord de goles en una sola edición de la Liga de Campeones (17) y esta temporada ha comenzado de manera espectacular, con 26 goles en los primeros 18 partidos de liga española.

Messi, ganador del trofeo en cuatro ocasiones consecutivas (de 2009 a 2012), también presenta una hoja llena de goles y récords, pero a diferencia de CR7, no sumó títulos el año pasado.

La Pulga, de 27 años, marcó 58 goles en 66 partidos, tanto con el Barcelona como con la selección argentina, a la que llevó a la final del Mundial, perdiendo contra Alemania por 1-0.

En Brasil-2014, Messi fue elegido mejor jugador del torneo, una decisión controvertida que sorprendió incluso al propio jefe de la FIFA, Joseph Blatter, ya que el 10 de la Albiceleste comenzó siendo decisivo en la primera fase, pero se fue apagando a medida que avanzó el campeonato.

- Récords históricos de Messi -
===============================

En 2014, Messi batió además dos récords históricos en el intervalo de unos pocos días, en noviembre: el de goles marcados en el campeonato español (superando los 251 del mítico Telmo Zarra) y el de tantos anotados en Liga de Campeones (que tenía el madridista Raúl con 71).

Pero Messi puede acabar pagando la falta de títulos en 2014, en el que el todopoderoso Barcelona cerró en blanco, aunque también es cierto que Cristiano Ronaldo se llevó el premio en 2013 en un año en el que el Real Madrid tampoco ganó nada.

Desde el año 2007, y a excepción de 2010 (cuando Cristiano Ronaldo se quedó fuera), las dos estrellas no han faltado a su cita con el podio del Balón de Oro, ganando uno u otro desde 2008.

El tercero en discordia este año será Neuer, el portero con el que el Bayern Múnich logró el doblete (Bundesliga y Copa) y, sobre todo, con el que Alemania ganó el Mundial en Brasil.

Considerado sin duda como el mejor portero de la actualidad, el germano, de 28 años, encarna al arquero moderno: buenos reflejos bajo palos, seguro en las salidas y con muy buen juego de pies, lo que le hace en ocasiones posicionarse como líbero cuando su defensa adelanta metros.

La candidatura de Neuer, sin embargo, topa con varios hándicaps: es portero (en el palmarés del Balón de Oro solo figura un arquero, el soviético Lev Yashin en 1963) y el Bayern Múnich perdió de manera clara en semifinales de la Champions ante el Real Madrid de CR7 (por un global de 5-0).

- El precedente de Yashin -


Al igual que le sucedió a su compañero Franck Ribery, a Neuer le perjudica también formar parte de un equipo y de una selección que no cuenta con un líder indiscutible, ya que de la misma manera que el arquero está entre los nominados, podrían formar parte de la lista Thomas Müller, Philipp Lahm o Toni Kroos.

"No soy favorito. Los otros dos son marcas internacionales, esto es una gran ventaja", admitió recientemente Neuer en una entrevista.

El arquero, no obstante, cuenta con el apoyo público de personajes del mundo del fútbol, como Diego Maradona, su seleccionador Joachim Low o del propio presidente de la UEFA, el francés Michel Platini.

En un hecho sin precedentes e insólito, esa toma de posición del jefe de la UEFA llevó al Real Madrid a hacer público un comunicado en el mes de noviembre en el que criticaba a Platini y le pedía imparcialidad, a la vez que ensalzaba los méritos de Cristiano Ronaldo.

Una demostración más de que el Balón de Oro ha perdido algo de su esencia y ha pasado a ser un elemento más de márketing para jugadores y clubes.