Consejos y riesgos de los vehículos para las vacaciones

Lunes 12 de enero de 2015
Ante la tragedia en Orense, donde un nene murió al caer de un jeep, especialistas en seguridad vial alertaron sobre los riesgos y cuidados a tener en cuenta con los vehículos más usados en vacaciones.

"Hay que poner mucho énfasis en que el nene iba adelante, estaba a upa y sin cinturón de seguridad. La ley de la provincia de Buenos Aires especifica que hasta los 10 años no se puede andar en el asiento delantero", asegura Axel Dell Olio, jefe de seguridad vial de APPTA (Asociación de Periodistas de Tránsito y Transporte de Argentina) y presidente de ADISIV, una ONG relacionada a la seguridad vial.

Sobre la caída del nene desde el vehículo en movimiento, Dell Olio afirmó: "Las puertas del jeep no son demasiado estables". En este sentido, Alberto Gasparini, capacitador de la ONG Luchemos Por La Vida, detalló que por la antigüedad de los jeeps, "es posible que no tenga ni cinturón de seguridad ni cierre de puertas" y sentenció: "Nunca puede haber dos chicos uno encima del otro. Si la puerta se abrió fue porque no tendría mucha seguridad". En la tragedia de Orense, el nene que murió viajaba encima de su hermano de 9 años y sin cinturón.

JEEPS

Los jeeps son vehículos que pueden circular en las calles, siempre y cuando tengan todas las condiciones reglamentarias, como las luces, los frenos, cinturones de seguridad, VTV, entre otras. Para usarlos, el conductor debe tener la misma licencia que para cualquier auto.

"El mayor peligro que tienen es que la mayoría son descapotables o tienen techos de lona. En general no tienen ninguna protección y la mayoría no cuenta con cinturones de seguridad. El jeep original tiene un cierre muy primitivo, con trabas muy rústicas", aseguró Roberto Moya del área de accidentología de Seguridad Vial de la provincia de Buenos Aires.

Además, detalló que si bien tienen un centro de gravedad muy alto porque fueron diseñados para la guerra, se suelen usar a velocidades mayores a las que están preparados. "No tienen la estabilidad que debería tener para un vehículo que circula a esa velocidad", comentó.

CUATRICICLOS

Por su parte, ante la tragedia ocurrida con el jeep, los especialistas en seguridad vial alertan sobre los peligros del uso del cuatriciclo y recuerdan que es un vehículo que está prohibido para usar en la vía pública. Por empezar, tienen menos estabilidad que los jeeps. No están homologados, no tienen luces, guardabarros, paragolpes, cinturón de seguridad ni ninguna medida obligatoria para la circulación, aseguran.

"Tampoco los frenan porque son las fuerzas de seguridad, como la policía, que los usan para su gente", destacó Roberto Moya.

Solo se podrían usar en las playas luego de ser transportados en un remolque. Incluso, hay zonas de médanos en los que tampoco están autorizados. Además, alertan que no están fabricados para trasportar más de dos personas. Tienen mucha potencia y es fácil que se levante en dos ruedas para acelerar, y, si hay exceso de personas, la última se puede caer.

Mientras que para manejar un jeep se requiere el mismo carnet que para un auto, los cuatriciclos necesitan una licencia distinta. Uno de los mayores problemas de este vehículo es que las legislaciones dependen del municipio. "Hay municipalidades que no te dan al registro. Otras localidades los consideran tan chiquitos que no se les da la categoría de vehículo", detalló Moya.

MOTOS DE AGUA

Los riesgos de las motos náuticas consisten en la pérdida de control y los posibles choques que esto puede provocar. Las altas velocidades a las que pueden llegar por su potencia -la cual puede ir, dependiendo del modelo, entre los 55 a los 110 CV (caballos de vapor)- hacen de las motos de agua una embarcación muy inestable.

Son muy frecuentes las caídas al agua y aunque para ello existe el 'hombre al agua' (el accesorio según el cual la llave está en manos del conductor y se apaga al caerse éste), eso provoca que las motos puedan chocar entre sí o contra otro barco.

La maniobrabilidad y el pequeño tamaño de la moto le permite efectuar movimientos que pueden no ser previsibles para las demás embarcaciones, por lo que el peligro mayor de este medio son los choques.

Como para toda embarcación, las motos de agua deben contar con habilitación y quienes las manejan, con carnet de conducir.

CONSEJOS PARA MANEJAR EN LA ARENA

A la hora de manejar en la arena, es necesario tomar ciertos recaudos, sumados a los habituales: no es lo mismo que hacerlo sobre asfalto o -aunque más parecido- sobre un camino de tierra. Para empezar, deben bajarse la presión de los neumáticos a 20 libras.

En lo posible, mantener las ruedas siempre derechas y buscar las superficies más firmes. Transitar siempre fuera de huellas o surcos hechos por otros vehículos; en el caso de hacerlo, mantener una rueda por encima de la joroba del surco y la otra dentro de él, ya que si el vehículo termina cayendo en los surcos, existe riesgo de quedar colgando del chasis.

Es importante manejar a una velocidad moderada y constante, de manera que el neumático no se salga de la llanta.