Con nueva jueza, vuelven a investigar la muerte de Lola

La magistrada Silvia Urioste asumió tras la renuncia de su colega, Marcela López. Los 9 detenidos por el hecho fueron liberados, entre ellas la madrina de la adolescente y su esposo.
Martes 13 de enero de 2015
A partir de este martes el expediente por el crimen de Lola Chomnalez es responsabilidad de la jueza Silvia Urioste Torres, jefa del juzgado de Rocha y quien estaba en uso de licencia.

Su asunción se produjo luego de la renuncia de la jueza subrogante de Rocha, Marcela López, quien presentó un certificado médico estrés. Antes de dejar el caso, liberó a un hombre apodado el "Conejo", que era considerado el principal sospechoso por el asesinato de la adolescente argentina de 15 años perpetrado en el balneario Barra de Valizas

Así, la investigación volvió a foja cero tras la liberación de las nueve personas que durante estos días fueron detenidas, entre ellas la madrina de la adolescente y su esposo.

En tanto, el abogado de los padres de la adolescente, Jorge Barrera, insistió hoy en advertir que "a casi diez días de esta circunstancia dolorosa, evidentemente no tenemos la respuesta que se merece la familia y que nosotros esperábamos".

El letrado dijo que el avance de la investigación no arrojó "resultados favorables" y que la familia de la joven asesinada "no va a cesar en su reclamo de verdad y justicia".

"Hay que seguir agotando todos los caminos y las distintas pistas de investigación, no cerrar ninguna", sostuvo en declaraciones a la prensa a la salida de los tribunales de la localidad uruguaya de Castillo.

"Más allá de situaciones puntuales lo importante son las respuestas y hoy no las tenemos", agregó.
Otras fuentes judiciales citadas por medios uruguayos dijeron que la investigación puede volver a orientarse hacia el entorno familiar.

En este sentido, indicaron que antes de dejar la causa la jueza López recibió los resultados de pericias telefónicas, entre ellas los llamados entrantes y salientes de los teléfonos celulares de la adolescente y del esposo de su madrina, Hernán Tuzinkevich.

Asimismo, dijeron que la magistrada convocó a un perito especializado en telefonía celular para que interprete alguno de los resultados surgidos del estudio pericial.

Según estas fuentes, la jueza López también recibió los resultados del análisis de los materiales encontrados en la escena del crimen y pidió un listado de las personas que viajaron en el micro que llevó a la adolescente de Montevideo a Valizas.

Chomnalez, de 15 años, fue hallada asesinada el 30 de diciembre a unos 150 metros de la playa, semienterrada, entre los balnearios de Aguas Dulces y Barra de Valizas.

La adolescente había ido a pasar el fin de año con su madrina y el marido de ésta, a una casa de veraneo.

Según la autopsia, Lola fue asfixiada contra la arena y sufrió algunos cortes superficiales de arma blanca.