Violento temporal en Capital heridos por árboles caídos

La abundante caída de agua en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense repercutió en las redes sociales, donde se reportaron zonas inundadas. La lluvia, sumada a la crecida que experimentó el río de la Plata, causó varios inconvenientes.
Martes 13 de enero de 2015
El total de lluvia caída hasta las 10 de la mañana en la ciudad de Buenos Aires superaba los 10 milímetros, según informó el Observatorio Central de Buenos Aires (OCBA), con sede en Villa Ortúzar.

Un vocero del OCBA, que depende del Servicio Meteorológico Nacional, dijo a la agencia Télam que "desde las 7:30 hs., hora en que comenzó a llover, hasta las 10, precipitaron en la Capital Federal 10,4 milímetros".

Obviamente, la abundante caída de agua en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense repercutió en las redes sociales, donde se reportaron zonas inundadas como Tigre, San Fernando, San Isidro y Quilmes entre otros.

En tanto, dos personas resultaron con heridas al caer un árbol sobre un auto en la zona de Tribunales, en el marco de la tormenta que afectaba este martes a la ciudad de Buenos Aires.

El incidente se produjo en Viamonte al 1.500, casi esquina Paraná, donde un viejo árbol cayó sobre un auto y los integrantes de una pareja recibieron algunas heridas de carácter leve.

Los heridos fueron trasladados a un hospital de la zona, luego de ser auxiliados por bomberos de la Policía Federal.

El hecho causó importantes trastornos en la zona de Congreso, donde la esquina de Viamonte y Paraná quedó cortada ya que en su caída el árbol arrastró un poste de iluminación.

La importante cantidad de lluvia caída, sumado a la crecida que experimentó esta madrugada el río de la Plata, causó varios inconvenientes, especialmente en la zona norte.

A media mañana, el director de Defensa Civil porteño, Daniel Russo, estimaba que el río iba a bajar en las próximas horas, lo que iba a ayudar a mejorar la situación de las áreas anegadas.

El funcionario informó que tres automovilistas debieron ser socorridos por agentes de la Guardia Civil, al quedar atrapados en sus automóviles inundados.