"Si Irán sufre por la caída en precios del crudo, otros van a sufrir más que Irán"

Martes 13 de enero de 2015
El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo el martes que los países responsables de la caída en los precios globales del petróleo lamentarían su decisión y advirtió que Arabia Saudita y Kuwait sufrirían junto a Irán por el descenso de los valores.

"Aquellos que han planeado reducir los precios ante otros países lamentarán su decisión", dijo Rouhani en un discurso transmitido por televisión estatal, en momentos en que el petróleo toca mínimos de casi seis años en los mercados internacionales.

"Si Irán sufre por la caída en los precios del crudo, sepan que otros países productores de petróleo como Arabia Saudita y Kuwait sufrirán más que Irán", agregó.

Los precios del crudo han caído un 60 por ciento desde un récord en junio del 2014, presionados por un aumento de la producción, particularmente de petróleo de esquisto en Estados Unidos, y una demanda menor a la esperada en Europa y Asia.

Este mes, Irán describió la inacción de Arabia Saudita ante la caída de seis meses en los precios como un error estratégico, aunque esperaba que el reino, el principal rival de Teherán en el golfo, respondiera finalmente.

El martes, Rouhani destacó la dependencia del presupuesto de Kuwait y Arabia Saudita en las exportaciones petroleras.

Datos mostraron que el 80 por ciento del presupuesto de Arabia Saudita se basa en las ventas del petróleo, aunque en Kuwait la cifra alcanza un 95 por ciento, dijo en un discurso en la ciudad de Bushehr.

En el 2013, el petróleo representaba alrededor del 90 por ciento de los ingresos presupuestarios totales de Arabia Saudita, y Kuwait un 92 por ciento, según cálculos de Reuters en base a datos oficiales.

De otro lado, sólo un tercio del presupuesto de Irán se basa en las ventas del petróleo y un estimado de un 60 por ciento de las exportaciones del país están vinculadas al petróleo, dijo Rouhani.

Debido a las sanciones de Occidente contra Irán por su programa nuclear, las exportaciones de crudo del país han caído desde 2,5 millones de barriles por día en el 2011 a casi 1 millón de barriles por día en promedio, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA).

Irán se había ajustado a la caída de las exportaciones debido a los altos precios del petróleo, un escenario que ya no se sostiene.

El ministro de Petróleo de Emiratos Arabes Unidos reiteró el martes que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no reduciría la producción para apuntalar los precios.

Arabia Saudita y otros ricos países en el Golfo Pérsico han acumulado con los años cientos de miles de millones de dólares en reservas debido a los altos precios del petróleo.

Autoridades sauditas parecen confiar en que pueden capear el desplome del mercado, al tiempo que el gasto público alcanzaría un nivel récord este año.