"Si fue capaz de pegarme así, puede hacer cualquier cosa"

"El me decía que yo estaba bailando como una trola y que me iba a matar", contó la joven al referirse a Cristian Pilotti, de 25 años.
Martes 13 de enero de 2015
Una joven de 25 años denunció hoy que su novio, un trabajador municipal, le desfiguró el rostro a trompadas en la ciudad de Mar del Plata, a la vez que aseguró que los médicos que la asistieron le dijeron que "podía haber perdido la vista o la vida" producto del ataque.

La presunta víctima, Victoria Montenegro, precisó que el hecho de violencia ocurrió en la madrugada del jueves último cuando estaba en una fiesta electrónica organizada para la inauguración del balneario "Destino Arena", en el sur de Mar del Plata. "El me decía que yo estaba bailando como una trola y que me iba a matar", contó la joven al referirse a Cristian Pilotti, de 25 años.

Y amplió: "Para sacarme de donde estaba toda la gente, me agarró del cuello y me llevó a la rastra para el lado del estacionamiento, donde me pegó”.

"Ya me había golpeado antes. Antes, eran golpes que yo tapaba y continuaba como si no pasara nada pero, ahora, no porque los médicos me dijeron que podía haber perdido la vista o la vida. Entonces, ya era un tema mío, tenía que pararlo sí o sí. Si fue capaz de pegarme así, puede hacer cualquier cosa", afirma.

Se refirió así a la denuncia que efectuó en un destacamento de la Mujer, luego de haber salido de la clínica Pueyrredón, donde estuvo tres días internada.

"Me golpeó con la mano, con el puño. Todavía tengo las marcas de los dedos en el cuello y golpes detrás de las orejas", relató hoy la joven de 25 años, quien definió a Pilotti como "muy grande: mide dos metros (de altura) y tiene unos brazos gigantes".

Montenegro sostuvo que su ahora ex novio "anda diciendo" que ella se cayó de un automóvil y se dio "la cara contra un poste".

"Pero tengo mensajes en los que dice: 'Me fui al carajo'", porque me pegó él", concluyó la joven.